(USI)
(USI)

El exministro aprista pidió, a través de sus abogados, que no sea procesado, en el juicio que le inició este lunes, por el delito de lesa humanidad, debido a los supuestos crímenes del comando 'Rodrigo Franco', ocurrido en 1988.

Ante la Sala Penal Nacional, la defensa de Mantilla sustentó su pedido y alegó que se debe considerar el momento que se vivía en esa época, al recordar que el Estado peruano enfrentaba una grave guerra con el terrorismo.

"Se pretende acusar a un Estado democrático y esto es gravísimo en la historia de la República", señaló el letrado Humberto Abanto.

Tras reiterar el pedido de 25 años de cárcel y una reparación civil de S/.200 mil para Mantilla, el fiscal supremo Luis Landa solicitó a los jueces que rechacen dicha pretensión, al argumentar que en caso sea aceptada, los crímenes denunciados podrían prescribir.

Los vocales de la sala acordaron que el próximo miércoles, 5 de junio, resolverán dicho pedido.

"Este es un tema que está en el Poder Judicial, ahí se resolverá", dijo Mantilla a su salida del juicio oral en su contra, y se negó a brindar más declaraciones.

El exministro y los presuntos integrantes del grupo paramilitar Jesús Ríos, (a) 'Chito Ríos', Jorge Huamán, Enrique Melgar y Carlos Farfán, son acusados del secuestro y asesinato de los dirigentes mineros Saúl Cantoral y Consuelo García en 1989, de la ejecución extrajudicial de terroristas del MRTA Luis Miguel Pasache y Sócrates Porta y de la muerte del abogado Manuel Febres.

El exministro ya estuvo preso pero por un caso distinto: en el gobierno de Alberto Fujimori, según quedó documentado en videos, recibió US$30,000 de parte de Vladimiro Montesinos para que votara y actuara subrepticiamente en el Congreso del lado del fujimorismo, pese a ser legislador del Apra.