Próximos a las celebraciones de y Año Nuevo, los casos de van en aumento. Esta vez varios pasajeros que viajaban en un bus de Lima con destino a fueron víctimas de delincuentes en la carretera.

Los delincuentes durmieron a los pasajeros con un potente somnífero y luego robaron todas sus pertenencias, en una modalidad que los ha sorprendido, informa La Industria.

Según los testigos, esta modalidad habría sido posible con la colaboración de algún trabajador de la empresa de transporte Royal Palace. Los testigos afirman que vieron a un trabajador rociar un líquido extraño con apariencia de limpiador.

La denuncia del robo fue realizada en la comisaría de Casma (Áncash), en la que detallaron que el spray les provocó sueño. Mientras dormían, un falso pasajero se llevó todas sus pertenencias. Por el momento no se ha identificado si solo un trabajador de la empresa está involucrado en el atraco o si hay otros cómplices.

TAGS RELACIONADOS