Habían pasado varias horas felices en familia en una fiesta de promoción en un colegio sin imaginar el desenlace que les esperaba. Cinco integrantes de la familia Arévalo Guevara –esposos y tres hijos menores- fueron asesinados a balazos en su casa.

A dos meses de este sonado crimen que conmocionó a toda , agentes de la División de Investigación de Homicidios de la Dirincri capturaron a cuatro de los presuntos asesinos, entre ellos dos hijos mayores del jefe de la familia y el móvil habría sido la ambición por quedarse con sus extensiones de terrenos.

La matanza ocurrió el 14 de diciembre del año 2019 en el caserío La Rinconada, provincia de Hualgayoc, en Cajamarca. Los esposos Manuel Arévalo Carrión (66) y María Rojana Guevara Mendoza (51), sus hijos Julver (7) y Humbelinda Arévalo Guevara (7), los hijos de la mujer de su primer compromiso, José Alberto (14) y Linda Yudith Salazar Guevara (17), quien tenía ocho meses de gestación, y Rosa Arévalo Becerra (38) habían retornado de la referida reunión a la 1:00 a.m.

Todos ya se habían acostado en sus camas. Manuel Arévalo salió a miccionar y ese momento fue aprovechado por los criminales que lo atacaron a balazos con fusil, pistola y revólver. La víctima, herida, ingresó a su casa en su intento de ponerse a salvo. Los asesinos irrumpieron en la vivienda y dispararon a matar a todos los integrantes.

Los únicos sobrevivientes de esta masacre fueron Rosa Arévalo, quien se escondió debajo de la cama junto a la menor Hubelinda Arévalo (7). La primera resultó herida de bala en el muslo derecho y la niña ilesa.

Así, después de dos meses de una ardua investigación -a través de dos testigos claves, escuchas telefónicas y los resultados de diversas pericias- dirigida por el comandante PNP Carlos Guevara Paz, jefe del Departamento de Homicidios de la Dirincri, identificaron y capturaron a los presuntos asesinos. Ellos son los hermanos Floriano (29) y Edwar Ismael Arévalo Cotrina (28), y los también hermanos Edwin (22) y Lucelina Guevara Vásquez (26).

De acuerdo a las pesquisas, los agentes establecieron que Floriano Arévalo Cotrina, quien fue apresado en Lima, asesinó a su padre utilizando un fusil. Los otros que cayeron en Cajamarca, usaron pistola y revólver, informó la Policía.

Los detectives también investigan a Humberto Guevara Mendoza (48), hermano de la asesinada María Guevara (51), de quien presumen que sería el autor intelectual del quíntuple asesinato a razón de que esta última lo denunció en junio del año pasado de amenazas de muerte y que por ello solicitó garantías para su vida en la Subprefectura de Hualgayoc. Ellos tenían problemas de litigio por tierras que heredaron de sus padres.