notitle
notitle

Alfredo Ferrero,Al.MercadoCreo que es la primera vez, en la historia del país, que las mujeres aparecen tan vinculadas al poder: la primera dama y presidenta del Partido Nacionalista; la presidenta del Consejo de Ministros; y la titular del Congreso. Ahí no termina la cosa, empieza el reto de construir una candidatura para el 2016 que permita elegir un número significativo de congresistas mujeres. Esto se suma a la necesidad de mejorar cifras de crecimiento. Con algunas medidas y recuperando la confianza, podemos aspirar a 5% el 2015. No será sencillo; existen escollos como la elección regional y municipal del 5 de octubre. Varios candidatos con posibilidades están vinculados a corrupción, narcotráfico o son abiertamente opuestos a la inversión. No ayudaría al gobierno si gana Santos en Cajamarca; Aduviri, en Puno; y otros candidatos de la misma camada, en Áncash, Apurímac, Moquegua, etc.