"Abrigamos a los niños y los protegimos del frío. Nuestra preocupación fue llevar medicinas y prevenir las infecciones respiratorias, pero no pensábamos que la nieve iba a dañar sus ojos", dice Sandra Hurtado, directora regional de Salud de Puno, quien ha quedado impresionada por los daños causados por la peor tormenta de nieve que azota el sur del país en los últimos 10 años.

Tras una visita a Carabaya (Puno) –la provincia más afectada por las nevadas en el Perú– Hurtado confirmó que son 13 mil los niños de esa localidad que padecen conjuntivitis por las quemaduras producidas por el reflejo del sol en la nieve. Sin embargo, aseguró a Perú21 que ya se coordinó la adquisición de los antibióticos hormonales que necesitan los menores para su recuperación.

En esta parte del Perú, así como en otras localidades altoandinas, los pobladores están viviendo en medio del hielo y soportando temperaturas extremas por debajo de los cero grados centígrados. Los estragos también han llegado a la ganadería, perjudicando especialmente a aquellas comunidades dedicadas a la crianza de camélidos, pues 25 mil 319 animales perecieron en el país aplastados por la nieve o por la falta de alimentos.

Ante la grave situación, el Ministerio de Educación decidió suspender, la próxima semana, las clases escolares en 43 provincias de 10 regiones del país. Sin embargo, el Senamhi anunció nuevas nevadas.

TENGA EN CUENTA

- Según Defensa Civil, las fuertes nevadas han afectado a 67 mil 691 personas en 10 regiones del país.

- Seis mil 259 viviendas han resultado perjudicadas por la caída de nieve.