Otra mentira. El exmandatario tiene mucho que aclarar, pero aún no se define cuándo llega a Lima. (Martín Pauca)
Otra mentira. El exmandatario tiene mucho que aclarar, pero aún no se define cuándo llega a Lima. (Martín Pauca)

Otra mentira al descubierto. El gerente general de la empresa Actualisap Perú, Javier Silva Chueca, dejó sin sustento la afirmación del expresidente Alejandro Toledo, quien el 10 de junio último sostuvo ante la prensa que "no conozco los negocios de mi suegra".

Silva Chueca, representante de la firma que le vendió a la suegra de Toledo, Eva Fernenbug, una oficina y otros espacios en el edificio Torre Omega de Surco, confirmó la participación del exgobernante en las tratativas de esa adquisición inmobiliaria que es investigada por la Fiscalía.

"La persona con la que se negoció fue el señor (Alejandro) Toledo, incluso recibí una llamada de él. Sin embargo, la que figuró en el contrato, en la minuta, fue la señora Fernenbug", dijo ayer durante su presentación ante la Comisión de Fiscalización del Congreso.

El directivo de Actualisap Perú explicó que inicialmente el referido inmueble no estaba en venta, pero que se recibió una oferta que no pudieron ignorar y menos rechazar, pues le plantearon un pago al contado de US$882,400 por la oficina, tres estacionamientos y un depósito, que un año antes les había costado US$497,000. Casi el 100% de ganancia.

EL SOCIOJavier Silva precisó que ese ofrecimiento le fue propuesto a uno de los socios de esa empresa, Mario Aranda Briceño, por alguien a quien no supo identificar.Según fuentes legislativas, Aranda es un ciudadano chileno que en la actualidad reside en Panamá.

Los otros dos accionistas de esa firma –constituida en Lima en enero del 2005– también son chilenos. Se trata de Marcelo Martínez Torres y Gonzalo Pineda Herrera.

Respecto a esa transacción, el legislador Heriberto Benítez (Solidaridad Nacional) indicó que comprar inmuebles con desproporcionadas sumas de dinero, con el propósito de que las ofertas sean aceptadas y posteriormente venderlas, es una modalidad de lavado de activos más conocida.

No obstante, el abogado de Silva Chueca, Fernando Castañeda, consideró que la operación se efectuó con total normalidad y que el incremento del precio de la propiedad obedeció el 'boom inmobiliario' que hay en el país.

"Que se haya adquirido la oficina a US$1,700 por metro cuadrado y vendido este a US$3,000 no significa nada, es una señal de que en el país la propiedad se viene apreciando", alegó Castañeda.

CUENTA DE LUXEMBURGODe otro lado, el fiscal de la Nación, José Peláez, anunció ayer que solicitará el levantamiento del secreto bancario, en Luxemburgo, del empresario peruano-israelí Josef Maiman, amigo de Toledo que se atribuye ser el dueño de los más de US$17 millones con los cuales Fernenbug adquirió predios en el Perú por casi US$5 millones.

Anotó que el objetivo de esa pesquisa es determinar el origen del dinero que se manejó desde Costa Rica.

SABÍA QUE

- Hasta la fecha, Eliane Karp no ha presentado las placas radiográficas o tomográficas que respalden la incapacidad física que aduce padecer para no regresar al país a fin de ser interrogada por la fiscal Elizabeth Parco.

- El vocero de Perú Posible, José León, opinó que hay "una persecución política" en contra de Toledo, pues afirma que en la Comisión de Fiscalización se emiten calificativos y juicios "condenando al investigado".