Foto: Nancy Dueñas
Foto: Nancy Dueñas

Carlos Bruce,PolíticoGonzalo Pajaresgpajares@peru21.com

Carlos Bruce fue, durante cinco años, ministro de Alejandro Toledo. Además, fue uno de los organizadores de la Marcha de los Cuatro Suyos, jefe de su campaña política, amigo íntimo y, como congresista de la chakana, uno de sus más férreos defensores. Es decir, conoce a Toledo como pocos. En esta entrevista nos da su visión sobre el escándalo de las propiedades compradas a nombre de la suegra del expresidente.

Parece que a nuestros gobernantes les resulta imposible dejar el poder con las manos limpias…(Piensa). Me resulta muy difícil hablar de Toledo porque yo mismo siento que puedo respirar por la herida. A veces, infructuosamente, trato de inhibirme y no hablar de una persona a la que serví durante tantos años. Yo le fui leal: en el Congreso anterior fui su único defensor y logré que no prosperase ninguna acusación constitucional en su contra.

¿No siente que, a raíz de las compras inmobiliarias de su suegra, Toledo le debe algunas explicaciones al país?Yo no pongo las manos al fuego por nadie, pero yo veo torpeza en esto. Es obvio que una persona, a la que le pagan 40 mil dólares por conferencia, y da dos o tres al mes, algo de dinero reúne. Y a mí me consta que a Toledo le pagan esa cifra por ponencia.

Entonces, Toledo no se ha manchado las manos con dinero mal habido…Creo que no. Yo no veo sus finanzas, pero creo que su capacidad de ahorro es de varios millones. Lo que pasa es que Toledo no ha querido dar una mala imagen pública, él no ha querido aparentar ser millonario: explícale a la opinión pública que tienes el dinero suficiente para comprarte una casa en Casuarinas y una oficina de lujo, y no eres corrupto. Aquí pocos creen lo de los 40 mil dólares por conferencia, pero yo soy testigo de ello.

Pero hoy en el Perú apreciamos a la gente que tiene éxito, a los emprendedores…Sí, pero no al político que tiene éxito (ríe). Quien lo ha llevado a estas operaciones un poco torpes es su escasa experiencia empresarial: uno no compra estas propiedades al contado sino al crédito.

Entonces, resulta que es verdad lo que dijo Alan: "La plata llega sola"…Sí, yo me quedé asombrado de la demanda que tenían las conferencias de Toledo cuando dejó de ser presidente. Y lo mismo pasa con García, y si esto sucede no es por ellos, es porque el Perú es un hoy un país emergente, una estrella latinoamericana, por eso, nuestros expresidentes están tan bien cotizados.

Yo creo García ha ganado lo que dice que ha ganado del 2011 a la fecha, pero yo le pediría que dé cuentas de sus ingresos del 85 al 90…(Ríe). Probablemente habría que darle una amnistía por aquellos años (risas).

¿Cree que Alan es honesto?No necesita robar para mantener un alto estilo de vida. Pero yo no meto las manos al fuego por nadie.

¿Toledo es honesto?Me parece que sí, pero tampoco metería las manos al fuego por Toledo.

¿Tenemos políticos honestos?Sí, yo no soy un pesimista. Hay gente que entra a la política para servir a la gente.

¿Usted está en esa lista?Quiero pensar que sí (ríe), pero esa pregunta la debe responder la gente.

Pero hay que ser honesto y parecerlo. Toledo no lo está pareciendo…Ha entrado, tontamente, en una serie de dificultades. Por eso dije que Toledo tiene la suegra que todos quisiéramos tener (risas). Pero, quienes conocemos a esta persona, sabemos que no es una señora de fortuna, por eso, la operación que han hecho es torpe…

Es evidente que esa plata es de Toledo…Yo pienso que sí, pero también pienso que es plata bien habida. Toledo comete muchos errores y, con la edad, sus errores se han acentuado, pero hizo un buen gobierno en circunstancias muy difíciles.

¿Cree que, con todos estos escándalos, Toledo tenga posibilidades electorales en 2016?Todo esto no lo ayuda, pero si algo he aprendido es que en el Perú no hay cadáveres políticos.

Pasemos a otro tema, usted cree que lo sucedido con el congresista Gastañaduí cae en el ámbito privado…Así es, a un congresista no se le puede exigir que no tenga una vida privada. Y si es así el caso, me declaro culpable, inmoral y todo lo que quieran para ir adelantándome a posibles invasiones en mi privacidad. A mí me van a encontrar todo (ríe); lo acepto, mi vida es inmoral y me importa un bledo todo lo que digan de mí.

¿Fue bien sancionado Javier Diez Canseco?Tengo sentimientos encontrados: no me gustan las sanciones a los congresistas, pero creo que la faltó 'transparentar' un posible conflicto de intereses. Igual, la sanción fue apresurada porque la ley ni siquiera se había discutido.

¿El Congreso le debería levantar la sanción?La gente ya lo reivindicó.

AUTOFICHA

- Abriré pronto un restaurante de tapas en Barranco. Se llamará La Trastienda, y estará en Bajada de los Baños, donde antes tenía Chala, mi exrestaurante.

- Mi relación con Javier Diez Canseco era buena pero distante: discrepábamos en casi todo, pero luchamos por los derechos de las minorías.

- La Marcha de los Cuatro Suyos nació de JDC. "No podemos dejar que Fujimori juramente, organicemos una protesta con gente de los Cuatro Suyos", me dijo.