notitle
notitle

Elmer Cuba,Opina.21@elmercuba en Twitter

La mayoría de los ciudadanos no son pobres y esperan mejores políticas públicas universales. En particular, en seguridad, salud y educación. Para ellos no ha habido muchas promesas creíbles. Y parece que ya no las habrá.

Por ello, el mensaje del 28 de julio no cambiará la aprobación/desaprobación ciudadana, y ojalá que se estabilice en sus números actuales, en un contexto de –por ahora– leve desaceleración económica en el país.

En el tema de infraestructura se vienen realizando grandes esfuerzos para garantizar la inversión pública y público/privada. Si se sigue a este ritmo, se puede mejorar mucho en la segunda parte del gobierno.

Por otro lado, las expectativas del sector empresarial sobre la evolución económica de corto plazo muestran un empate entre optimistas y pesimistas. Y ello porque este no es un buen año para la economía mundial y el Perú no está aislado. La política macroeconómica ya está respondiendo.