No contestes llamadas ni le des información de lo que vas a hacer. Con el tiempo podrán volver a cultivar su amistad.
No contestes llamadas ni le des información de lo que vas a hacer. Con el tiempo podrán volver a cultivar su amistad.

Redacción PERÚ21

redaccionp21@peru21.pe

Margot y Renato se conocieron en su centro de labores y rápidamente se hicieron buenos amigos, por no decir cómplices. Trataban de coincidir a la hora del almuerzo para conversar y, a la salida del trabajo, él la llevaba hasta la puerta de su casa en su moderno auto.

La amistad comenzó a fortalecerse conforme pasaban los días. Empezaron a salir a bailar y a cenar los sábados. Y los domingos no dejaban de llamarse por teléfono. Así trascurrieron cuatro meses. Compartieron anécdotas, triunfos y frustraciones.

En uno de sus encuentros –cuando salían de madrugada de una fiesta– Margot y Renato se dieron un beso en los labios en forma accidental al despedirse. Ambos se sintieron incómodos, pero luego se dejaron llevar y, así, amanecieron juntos en el cuarto de un hotel.

Ella era consciente de lo que había ocurrido, por lo que, de inmediato, aclaró el tema con él. "Esto no debió pasar. Yo solo te quiero como un amigo y nada más. Cruzamos esa puerta y, de ahí para adelante, nuestra amistad sigue siendo la misma y esto no volverá a repetirse", le dijo. Renato pareció entenderlo.

En los siguientes días, su relación amical parecía ser la misma de antes. Sin embargo, Renato empezó a controlarla todo el día con llamadas telefónicas. Si estaba en alguna reunión con otros amigos, él pasaba a recogerla sin que ella se lo pidiera. Esta situación se repetía en forma constante y ya empezaba a molestarla.

Después, entre bromas, sus compañeros de trabajo empezaron a relacionarlos. Margot habló una vez más con Renato y le pidió que se alejara de ella porque sentía que él había invadido su privacidad. Él le respondió que solo la protegía porque la estimaba y que no era su intención fastidiarla. Aceptó la petición de su amiga, pero no deja de llamarla una que otra noche. Ella ya no sabe qué hacer para recuperar su libertad.

CONSEJOLo primero que debes saber es que por el momento no puedes ofrecerle a esta persona tu amistad porque cualquier vínculo que tengas con él podría ser malinterpretado. Al parecer, no tiene bien definidos sus límites ni los de los demás. Al principio suena difícil alejarse, pero esto no es para siempre. Es solo en este momento, en el que él parece estar confundido, afirma la sicóloga Kelly García.

TENGA EN CUENTA

- Un consejo para él. Si la persona en la que estás interesado no corresponde a tus sentimientos, debes comprender que no lograrás nada si insistes.

- Piensa que quizás esta chica no te corresponde porque no es para ti.