TOMAN MEDIDAS. Viajeros deben llegar dos horas antes. (Dante Piaggio/USI)
TOMAN MEDIDAS. Viajeros deben llegar dos horas antes. (Dante Piaggio/USI)

La incertidumbre se apoderó ayer de cientos de pasajeros que esperaban sus vuelos en el Aeropuerto Internacional Jorge Chávez. Debido al paro de 72 horas de los controladores aéreos, hubo retrasos en los viajes nacionales.

Según información de la página web del operador del terminal, Lima Airport Partners (LAP), estos problemas se presentaron desde las 5:20 de la madrugada.Los viajeros tuvieron que esperar para partir a Cusco, Arequipa y Chiclayo. Además, se canceló un vuelo a Andahuaylas y otro al Cusco.

Por la tarde, la situación se fue normalizando. "Se han realizado siete operaciones aéreas más de lo que se registra en un día normal", informó Luis Rivera, gerente de Aeronavegación de Corpac.

Como se sabe, se ha contratado a personal extranjero y de la Fuerza Aérea del Perú para el plan de contingencia.