Sigue actualizado en nuestra APP

Redacción PERÚ21
Redacción PERÚ21

El terremoto de agosto del 2007 destruyó el santuario del Señor de Luren, el cual sigue derruido hasta el día de hoy. Sin embargo, los astros se han alineado para que, de aquí a 2 o 3 años, el súper venerado Cristo iqueño regrese a su morada. Como no podía ser de otra forma, la unión está haciendo la fuerza. El Gobierno Central a través del Ministerio de Cultura, el Gobierno Regional, la Municipalidad Provincial y la Iglesia han convenido en trabajar unidos para llevar a cabo el anhelado proyecto. No es mucho dinero el que se requiere, pero –¡cuándo no!– los trámites para sanear la propiedad y articular las acciones de las 4 instituciones antes mencionadas fueron muy engorrosos. Pero el hecho es que todo se está dando para que a finales de 2015 se inicien los trabajos de reconstrucción, y los iqueños –por fin– tendremos a nuestro patrono de vuelta en su santuario.

Ir a portada