Arremete contra la prensa. (Reuters)
Arremete contra la prensa. (Reuters)

BUENOS AIRES (Agencias).– El congelamiento de precios que impuso el Gobierno argentino de Cristina Fernández llegó acompañado de una inédita prohibición: las cadenas de supermercados y electrodomésticos no podrán publicar avisos ni en los diarios, ni en la televisión, ni en las radios de cobertura nacional.

Las cadenas de supermercados y de electrodomésticos –que en los últimos años figuraron entre los mayores anunciantes de los diarios– levantaron todas sus campañas publicitarias hasta el lunes 1 de abril, fecha en la que terminará el congelamiento de precios. La medida rige en la capital federal, mas no en el interior del país.

Por primera vez en tres décadas de democracia en Argentina, un cerco económico ordenado por un gobierno se cierne sobre el amplio mercado publicitario, sobre dos rubros empresariales de amplio espectro y con la clara intención de ahogar en lo económico a medios independientes.