A punto de caer. Sicario le dijo a su abogada que le había pagado “a todo el mundo” para fugar. (USI)
A punto de caer. Sicario le dijo a su abogada que le había pagado “a todo el mundo” para fugar. (USI)

Los cinco delincuentes que fugaron de la sala de audiencias del Poder Judicial, ubicada en el penal de Lurigancho, están ocultos en Lima y dos de ellos ya han sido cercados por la Policía. Así lo afirmaron los agentes que tienen a su cargo el operativo de búsqueda.

Trascendió que al menos dos de los hampones estarían en una vivienda de San Juan de Lurigancho, la misma que es vigilada por los investigadores.

Al respecto, el director de la Policía Nacional, general Jorge Flores, declaró que es "inminente" la "recaptura" de los peligrosos malhechores. Así lo aseguró la madrugada de ayer luego de encabezar un operativo contra la delincuencia en el distrito de Puente Piedra.

De otro lado, agentes antirrobos de la Dirincri negaron que se haya capturado a algún implicado en la escandalosa fuga. Ello después de que se informara que se había detenido al sujeto que supuestamente condujo el automóvil en el que los reclusos huyeron.

Según fuentes policiales, se trataba del requisitoriado José Manuel Gómez García, a quien no se le encontró ningún vínculo con la huida del sicario Lindomar Hernández Jiménez (24) y de los otros cuatro reos.

En tanto, la abogada de este último, Soledad Ávila, señaló que, luego de la fuga, su patrocinado se comunicó con ella desde el celular del ex'destructor' Carlos Timaná Copara. "Me dijo que había salido por la puerta grande y que le había pagado a todo el mundo", contó Ávila.

Finalmente, se supo que solo un policía se encargaba del traslado de 90 presos.

TENGA EN CUENTA

- El director del INPE, José Pérez Guadalupe, señaló que los jueces insisten en trasladar a los procesados de un penal a otro y no utilizar el sistema de videoconferencias para las audiencias.