Park mete presión a vecino. (EFE)
Park mete presión a vecino. (EFE)

SEÚL (Agencias).– La presidenta de Corea del Sur, Park Geun-hye, llamó a la comunidad internacional a cerrar filas contra la cúpula de Pyongyang tras las amenazas de guerra del vecino del norte y su negativa a volver a la mesa de negociaciones con Estados Unidos.

Por su parte, China –aliado de Norcorea– aplicará las sanciones de las Naciones Unidas contra Corea del Norte, según confirmó el Ministerio de Relaciones Exteriores.

Ayer, Pyongyang impidió que una delegación de empresarios surcoreanos lleve víveres a sus 200 empleados que permanecen en la instalación industrial intercoreana de Kaesong después de que Corea del Norte decidiera cerrarla unilateralmente.

Los hombres de negocios solo querían llevarles arroz, medicamentos y 'kimshi'.