Noticia de un despido y un viaje frustrado. (GEC)
Noticia de un despido y un viaje frustrado. (GEC)

“Han sido presiones constantes de llamadas de por qué se entrevistaba a tal o cual persona”. Hugo Coya, periodista y presidente del IRTP (TVPerú y Radio Nacional), se encontraba camino al Reino Unido para reunirse con la BBC, uno de los medios estatales más prestigiosos del mundo. El encuentro se canceló. El fin de semana, el Poder Ejecutivo lo cesó y nombró a su reemplazante. Esta noticia quizás habría pasado desapercibida si no fuera porque el periodista denunció una motivación política detrás de la decisión: el gobierno no estaría de acuerdo con la cobertura plural que caracterizó a la gestión de Coya.

Es una acusación grave. Históricamente, la libertad de expresión ha sido avasallada en el Perú. Por fuerza o dinero se han torcido coberturas, acallado opositores y clausurado investigaciones periodísticas. El poder se las ha ingeniado para que su voz tenga mayor resonancia. Y, en particular, le ha costado entender que el canal y radio estatales son de toda la ciudadanía y deben servir al interés público, no a sus autoridades.

A la protesta de organizaciones que velan por la libertad de expresión (IPYS y Consejo de la Prensa Peruana) se ha sumado la Relatoría CIDH. Y es que los estándares interamericanos de derechos humanos apuntan a medios públicos plurales e independientes del gobierno. Que, precisamente, en época electoral deben ser herramientas neutrales de la democracia para una mayor circulación de ideas, informaciones y propuestas sobre candidatos y partidos. Permitiendo así el ejercicio informado de los derechos políticos.

El gobierno aún le debe a la ciudadanía una aclaración con solvencia y, sobre todo, brindar mayores garantías de que no se busca repetir la historia ignominiosa de intervención en la prensa. En lo mediato, se precisan procesos competitivos, objetivos y transparentes de designación y remoción de las autoridades del IRTP con la finalidad de que, algún día, el “viaje” al estándar de credibilidad y legitimidad de la BBC se pueda llevar a cabo.


TAGS RELACIONADOS