(Luis Gonzales)
(Luis Gonzales)

La música hecha en el Perú atraviesa un buen momento y uno de sus mayores y respetados exponentes contemporáneos es , quien este miércoles 27 presentará el denominado "concierto más grande de su carrera": 'Sonidos vivos', en el Estadio Nacional. "Falta escucharnos más", nos dice Lucho con mucha razón.

¿Qué música estás escuchando?A Joe Vasconcellos, chileno. Buenazo. Además, el 'Pulse' de Pink Floyd, Illapu… Aunque la mayor cantidad de música que tengo en mi Spotify es de bandas sonoras.

¿Y cuáles recomendarías?Recomendaría compositores, como Danny Elfman, que es mi favorito. Es el compositor fetiche de Tim Burton. También ha hecho la música de 'Los Simpsons'.

¿Has musicalizado películas?Para televisión, documental… En realidad, mi acercamiento con los audiovisuales es porque yo estudié Dirección de Cine. A partir de ahí nace esto de querer narrar con la música.

¿Y por qué no desarrollaste la dirección cinematográfica?Yo quería ser músico y mi mamá me mandó por un tubo. Me escondía los instrumentos.

Pero la opción de estudiar cine tampoco era muy diferente…(Risas) Igual o peor creo. Mi mamá me dijo "usted entra a la universidad". Primero ingresé a la Universidad Ricardo Palma, a estudiar Administración; ella me matriculó. Estuve un tiempo y no pude más. Entonces, le dije que iba a terminar la universidad, pero que estudiaría Comunicación Audiovisual en la Universidad de Lima.

En esa época hiciste trova.Hacía todo. Estudiaba en la universidad y los fines de semana 'chiveaba' (tocar en varios grupos). Los jueves con una banda de rock, los viernes trova en Barranco y el sábado folclor en la peña Hatuchay o en Brisas del Titicaca.

¿Cuál de esas tocadas recuerdas más?Cuando tenía 13 años, fue mi primer concierto pagado. Me llamaron para tocar con un grupo en la iglesia Santo Domingo. Entré y era un almuerzo con unos 40 sacerdotes. Terminamos y me dijeron: 'Luchito, bacán, acá está tu 'bolo' (pago). Eran 5 soles de oro… para esa edad era millonario (risas). Fue la primera vez que me pagaban por tocar, y me costaba entenderlo.

Eres carismático, buen músico, tienes un programa de TV, buscas integrar culturas musicales, rescatas sonidos… Te deben haber dicho muchas veces el 'Gastón Acurio' de la música. ¿La música peruana necesita un Gastón?Las referencias son inevitables; sin embargo, vengo haciendo esto hace 20 años. Nos hemos abrazado demasiado a la gastronomía y no hemos empezado a ver otras cosas que tiene el Perú y que cuentan con el mismo potencial de identidad.

Unas de ellas es la música.Tiene la misma diversidad que la comida, el mismo potencial de exportación. Lo único que falta es voltear un poco la cabeza y darnos cuenta de que tenemos esto. No siento que soy un abanderado. Tiene que haber un colectivo de músicos libres de prejuicios.

El músico peruano tiene prejuicios.En general el peruano es así, pero por una cuestión cultural. Lo que necesitamos en la música peruana es olvidarnos de costa, sierra y selva y que la música peruana no es solo la tradicional; la música peruana también es el rock, la cumbia. La música peruana es la que hacen los peruanos en el Perú.

Hoy hay un concierto en el Estadio El Nacional que agrupa a bandas de diferentes estilos dentro del rock y que vendió todas sus entradas… Es una señal positiva, ¿no?Sí. La otra vez en mi programa de TV, 'Prueba de sonido', junté a Necropsya (banda de metal) y al guitarrista de flamenco Ernesto Hermoza. No sabes la cantidad de gente que después escribió y dijo: "Es la primera vez que escucho una banda de metal, nunca imaginé que los metaleros fuesen tan capos". El prejuicio no permite escuchar al otro. Falta escucharnos más.

Uno de los géneros musicales que está en crecimiento es el rock. ¿Cuál es tu diagnóstico?Una de las cosas 'pajas' que está pasando con el rock peruano es que se están arriesgando. Las bandas están diciendo: "La radio ya fue, no hay tendencia que me marque, ahora yo hago lo que me sale del 'forro'". Lo mejor que le puede pasar a cualquier género es que no haya ninguna presión mediática.

La cumbia es un gran ejemplo.La cumbia ha sido fuerte toda la vida. Nunca dejaron de tocar. Tocan donde sea, no tienen prejuicios. Si la gente te escucha, te va a seguir.

¿Con qué otros países tiene similitudes la música peruana?En Asia. La primera vez que trabajé con los músicos asiáticos (uno de los cuales estará en 'Sonidos vivos'), no nos entendíamos nada (risas), pero cuando empecé a tocar, decían eso es chino, y yo estaba tocando huaino. Y cuando ellos tocaban la música china, yo les decía que eso era andino.

¿Cuál va ser tu próxima exploración musical?África, porque es uno de los continentes que más me falta trabajar. Es un poco llevar lo andino a África, y que lo descubran.

¿Piensas llevar 'Sonidos vivos' al interior del país?Sería el hombre más feliz del mundo, pero traerlos acá nomás ya es gigantesco… Es un proyecto muy caro. Y hay que decirlo: aquí no te apoya nadie.

Pese a que eres conocido.En más de 20 años, recién hace dos años logré mi primer auspiciador. Y, sin embargo, cada butaca es vital para poder pagar a los músicos, la puesta en escena, etc. Como la gente me ve en la tele, cree que levanto el teléfono y tengo seis empresas encima. Es mentira. Pero por qué no me traumo: porque nunca me han apoyado (risas).

¿Tu mamá nunca te ha dicho en buena hora que no me hiciste caso?Sí… (risas). Me lo dijo hace dos años, después de más de 20 años (risas).

AUTOFICHA■ "A los 12 años formé mi grupo Kuntur Wasi. Desde los 13 empecé a componer. En el 2006, implementé un intercambio cultural con músicos de primer nivel en el mundo. El resultado fue 'Sonidos vivos'".

■ "Tengo 40 años. Para 'Sonidos vivos' vienen músicos de Japón, Canadá, Turquía, Vietnam, Venezuela y Colombia. El proyecto fue el mejor de la residencia Unesco Aschberg-MMM".

■ "El concierto será este 27 de mayo, a las 8 p.m., en la Tribuna Norte del Estadio Nacional. Las entradas están a la venta, desde S/.25, en Teleticket de Wong y Metro. Más en facebook.com/LuchoQuequezanaOficial".

Por Mijail Palacios Yábar (mpalacios@peru21.com)