IMPLACABLE. Conservadora en política, liberal en economía. (AFP)
IMPLACABLE. Conservadora en política, liberal en economía. (AFP)

LONDRES (Reuters) .– Margaret Thatcher, la 'Dama de Hierro' que transformó Gran Bretaña e inspiró a conservadores de todo el mundo al reducir radicalmente el Estado durante sus 11 años en el poder, murió a los 87 años tras sufrir un accidente cerebrovascular.

La única mujer que alcanzó el cargo de primera ministra en Gran Bretaña, la inflexible y directa Thatcher lideró a los conservadores a tres victorias electorales, gobernando de 1979 a 1990, el período más largo de un mandatario británico desde principios del siglo XIX.

Hija de un almacenero, con una determinación de hierro, fue amada y rechazada por igual al aplastar a los sindicatos y privatizar grandes partes de la industria británica, chocar con la Unión Europea y combatir una guerra para recuperar las Islas Malvinas de los argentinos.

Thatcher mantuvo una relación cercana con el presidente estadounidense Ronald Reagan durante la Guerra Fría, apoyó al mandatario George Bush durante la guerra del Golfo de 1991 y declaró que el líder ruso Mijail Gorbachov era un hombre con el que podría hacer negocios.

"Muy pocos líderes tienen la oportunidad de cambiar no sólo el panorama político de su país sino del mundo. Margaret fue una gran líder. Su impacto global fue vasto", dijo Tony Blair, quien fue primer ministro británico de 1997 a 2007.

"El mundo ha perdido a una de las grandes campeonas de la libertad, y EE.UU. ha perdido a una verdadera amiga", dijo el presidente Barack Obama.

Para el exlíder ruso Mijail Gorbachov , Thatcher contribuyó "al fin de la Guerra Fría" y a cambios en la exURSS.

DATO

- El diario Estrella Roja del Ministerio de Defensa soviético la llamó por primera vez 'la Dama de Hierro' y ella disfrutó del apodo mientras trabajaba con Mijail Gorbachov.