notitle
notitle

Gianfranco Castagnola,Al.Mercadogcastagnola@peru21.com

El ingeniero Jorge Camet fue ministro de Economía entre 1993 y 1998 y pasará a la historia como uno de los mejores que haya tenido el país. Impulsó la desregulación de la economía y la abrió a la competencia externa, creó el sistema privado de pensiones, privatizó ineficientes empresas estatales y renegoció la deuda externa. No le fue fácil, pues debía hacer frente a las presiones populistas que surgían dentro del fujimorismo. Durante su gestión se sentaron las bases del crecimiento económico y mejora de calidad de vida que hemos vivido los últimos 20 años. Lamentablemente, a partir de 2001, junto con la indispensable investigación judicial dirigida a los responsables de la corrupción del régimen fujimorista, se inició una cacería de brujas motivada por intereses políticos e ideológicos, de la cual fue víctima. Después de 12 años fue absuelto por la Corte Suprema, y a los pocos días, falleció. Que descanse en paz y que reciba el reconocimiento y la gratitud de todos los peruanos.