SE AFERRA AL CARGO. Mariano Rajoy niega tajantemente haber cobrado dinero de forma ilegal. (AFP)
SE AFERRA AL CARGO. Mariano Rajoy niega tajantemente haber cobrado dinero de forma ilegal. (AFP)

MADRID (AFP).– El jefe del gobierno conservador español Mariano Rajoy aseguró que no piensa renunciar por una posible contabilidad oculta y sobresueldos en su partido, de los que él mismo se benefició según declaró el extesorero de la agrupación.

"Voy a cumplir el mandato que me han dado los españoles. El estado de derecho no se somete a chantaje y la justicia seguirá su trabajo "con absoluta independencia", dijo Rajoy.

En la víspera, la oposición socialista había reclamado su dimisión denunciando la "connivencia" entre el líder conservador y Luis Bárcenas, el extesorero del partido que lleva seis meses haciendo tambalear la derecha española.

En prisión preventiva desde el 27 de junio, Bárcenas confirmó ayer ante el juez Pablo Ruz la existencia de una "contabilidad B" dentro del Partido Popular y afirmó haber dado 25,000 euros en efectivo a Rajoy en 2010.

En los últimos días, el escándalo nacido en enero se ha reavivado involucrando a Rajoy, presidente del Partido Popular desde 2004 y próximo a Bárcenas, uno de los hombres fuertes de la formación durante dos décadas.

El 9 de julio, el diario El Mundo publicó documentos contables manuscritos que probaban que Rajoy, jefe de gobierno desde 2011, y otros dirigentes del partido recibieron sobresueldos ilegales durante los años 1990.

El domingo, el mismo diario publicó varios mensajes SMS entre Rajoy y Bárcenas, los que demostrarían la complicidad entre ambos.

DATOS

- Rajoy habría cobrado entre 1997 y 2008 pagos no declarados por un total de 25,200 euros al año.

- La justicia descubrió que Bárcenas tiene 50 millones de euros en el extranjero.