Foto: Rafael Cornejo.
Foto: Rafael Cornejo.

Leopoldo López,Político venezolanoAutor: Gonzalo Pajares.gpajares@peru21.com

Detrás de Henrique Capriles está Leopoldo López, un líder político formado en Harvard, quien encabeza, en Venezuela, la resistencia democrática frente a la autocracia ilegítima de Nicolás Maduro. Descendiente de Bolívar, nos mostró cuál es el panorama de la política venezolana actual (y de sus mecanismos de resistencia).

La política siempre ha estado presente en tu vida…En momentos como este hay dos opciones: la retirada o lanzarse en la vanguardia; mantenerse en el statu quo no es una opción. He sido víctima del gobierno de mi país, hoy mismo se me llama golpista y traidor a la patria por venir al Perú y hablar de lo que ocurre en Venezuela.

¿Participaste en los sucesos del 2002, que terminaron en un intento de golpe en contra de Chávez?Estuve muy activo en las protestas. El 12 de abril se dio una situación irregular, pero no respaldé ese intento golpista, es más, fui destituido como alcalde. Ahora, hay que dejar claro que quien fue protagonista de dos golpes de Estado fue Hugo Chávez, y a un golpista no se le enfrenta con otro golpe. Nosotros decidimos transitar un camino más largo, con errores y aciertos, pero el tiempo nos ha dado la razón. Pertenezco a una nueva clase política, nada tengo que ver con lo que hicieron gobiernos anteriores; es más, aparecimos en política durante el chavismo.

Los chavistas dice que la pobreza ha disminuido…Depende cómo la midas. Si miras el PBI, hay una mejora porque el Estado recibió miles de millones del petróleo. Cuando Chávez llegó al poder, el barril de petróleo estaba a siete dólares; los últimos años, más de cien. El ingreso del Estado se multiplicó por diez, entonces, si divides esta cifra entre todos, el PBI es mayor; pero si analizas la calidad de vida de los venezolanos –acceso al agua potable, vivienda, salud, educación– notarás que, aunque hubo algunas mejoras, nunca en proporción a los ingresos que por el petróleo obtuvimos.

Uno tiene la sensación de que los venezolanos están esperanzados en el Estado, y que de eso se valió Chávez para crear un gobierno clientelista y permanecer en poder…El gobierno de Chávez tuvo como política, por su visión ideológica, la destrucción del sector productivo. Por ello, la economía venezolana tiene indicadores menores que hace 14 años, cuando Chávez llegó al poder, quien convirtió a nuestra economía en adicta a las importaciones: lo que comemos, los que vestimos, lo que consumimos, todo es importado; esto genera una dependencia del Estado. No hay un sector productivo fuerte que sea una fuente de empleo. Esto no es un error, es una visión: destruir toda fuente de autonomía, de emancipación. Y dime, ¿cuál es la principal fuente de emancipación? La educación y el trabajo. En Venezuela, el Gobierno ha asfixiado estas dos fuentes de liberación. Al tener una economía destruida, los ciudadanos dependen de las migajas del Estado. El gobierno venezolano nos plantea un trueque inaceptable: te doy vivienda a cambio de tu voto, de tu participación política.

Es decir, para un joven venezolano es mejor 'negocio' hacer política que convertirse en emprendedor…Es que la política tampoco es un buen 'negocio'. Lo más probable es que un joven venezolano, independientemente de lo que estudie, cuando se gradúe no va a conseguir trabajo. Mi país es, hoy, por el chavismo, una fábrica de desempleados. Hay un pequeño grupo, que nosotros llamamos los 'enchufados', que capturan la renta y la riqueza del país: en los años del chavismo se han creado unas fortunas inmensas, que son de las más grandes del planeta y que no tienen nada que ver con la eficiencia, con la productividad, sino en ser chavista y en tener la oportunidad de capturar la renta legítima que les corresponde a los venezolanos. Esto origina un país sin emprendedores… y yo soy un promotor del emprendimiento, tanto en la política como en la economía.

¿Cómo ve el futuro un joven venezolano?Se levanta con incertidumbre y con la tristeza de un futuro que, a primera vista, no será mejor, pero nuestro trabajo ha capturado a millones de ellos y sabemos que, mañana, tendremos una Venezuela libre.

¿Venezuela está 50-50?Después de lo sucedido el 14 de abril en Venezuela, hoy somos mayoría; por lo menos somos 55% versus 45%.

Les robaron las elecciones…Así es, por eso pedimos que se vuelvan a contar, porque la diferencia fue solo de 200 mil votos… un 1% del electorado. A Maduro le contaron hasta los votos de los muertos.

¿Han perdido la esperanza?No, para nada… estamos más fuertes que nunca.

¿Unasur los traicionó?No, pero Nicolás Maduro es el único presidente que ha tenido que 'legitimarse' después de unas elecciones 'democráticas'.

AUTOFICHA

- Nunca he trabajado en algo distinto al sector público. Estudié Políticas Públicas en Harvard. Trabajé en Petróleos de Venezuela, he sido maestro universitario.

- Fui alcalde de Chacao, pero Chávez me inhabilitó. La Corte Interamericana declaró mi inocencia, el Gobierno no respetó esta sentencia.

- Vuelvo al Perú después de 20 años, ha habido una transformación extraordinaria. Si vas a Caracas, verás un retroceso: pobreza, economía precaria, violencia.