¿HASTA CUÁNDO? Valerosa suboficial es una víctima más de la inseguridad que campea en la capital. (Kelvin García/USI)
¿HASTA CUÁNDO? Valerosa suboficial es una víctima más de la inseguridad que campea en la capital. (Kelvin García/USI)

Como toda buena policía que lucha contra la delincuencia organizada, una aguerrida suboficial –con 28 años de servicio– se enfrentó a balazos con unos hampones para frustrar el robo de un vehículo. Lamentablemente, la agente, quien iba en una camioneta del Serenazgo de Magdalena, recibió cuatro impactos de bala que acabaron con su vida.

Delia Margarita Grozo Egoávil (52) realizaba el servicio de patrullaje integrado en su día de franco. Solo le faltaban 15 minutos para que acabara su turno cuando halló la muerte, que se produjo por proteger con el cuerpo a su compañero de ronda, el sereno Jaime Maslucán Bautista (32), que recibió tres disparos.

El hecho sucedió a las 10:45 de la noche del martes, cuando ambos se desplazaban a bordo de la unidad de placa EUA-824. A esa hora fueron alertados del robo del auto Toyota de matrícula B7O-081 entre las calles Inclán y Larco.

A los pocos minutos ubicaron el vehículo robado y persiguieron a los malhechores hasta la cuadra 2 del Jr. Grau. Ella realizó disparos para amedrentarlos, pero estos le respondieron de la misma forma.

ABANDONARON EL BOTÍNLos maleantes –que serían de la banda 'Los Charlys de Breña'–, al sentirse perdidos pues tenían un semáforo en luz roja frente a ellos, descendieron y atacaron a tiros a los dos custodios. Luego fugaron a pie.

Los heridos fueron conducidos al Hospital Central de la Policía. La suboficial murió horas después. Los proyectiles le habían impactado en el tórax.

Jaime Maslucán Bautista (32) fue transferido al hospital Daniel Alcides Carrión del Callao. Su estado es delicado.

"El director de la Policía (Raúl Salazar) no toma las medidas y aún permanece en el cargo", dijo el burgomaestre de Magdalena, Francis Allison.

LA VÍCTIMA

DELIA GROZO EGOÁVILSuboficialLaboraba en Bienestar.

- La agente deja dos hijos de 19 y 21 años.

SABÍA QUE

- José Díaz Mayorca y Rocío Méndez Carhuas, propietarios del auto robado, rindieron ayer su manifestación ante la Policía. La alcaldía de Magdalena asumirá los gastos del sepelio.