Vive en la incertidumbre. (USI)
Vive en la incertidumbre. (USI)

"No me aferro al cargo ni a un sueldo", ha repetido en reiteradas oportunidades Wilmar Valencia, quien siente que el piso se le mueve en Alianza Lima por las cuatro derrotas consecutivas que ha sufrido. Y si bien hace una semana la administración le dio su respaldo a 'Bam Bam', se supo que su continuidad dependerá de si logra buenos resultados en los tres próximos partidos, es decir el apoyo solo será hasta el final de la primera rueda.

El fixture que le resta al cuadro victoriano antes del final de la primera rueda es complicado, pues deberá rivalizar ante Juan Aurich (1 mayo) en Chiclayo, León (5 mayo) en Huánuco, para finalmente recibir a Inti Gas (12 mayo).

Ayer, antes de los entrenamientos, Valencia se reunió con el plantel por casi una hora en el vestuario para analizar el mal momento. Al final de la charla los jugadores se comprometieron a romper la mala racha ante el 'Ciclón'.