notitle
notitle

Aldo Mariátegui,Ensayos impopularesamariategui@peru21.com

Recordemos los ceses absurdos de veteranos embajadores, sus críticas a EE.UU. justo cuando el premier Lerner se veía con Hillary Clinton, sus nombramientos políticos desafortunados (la partera parisina, Mocha, Lynch, Raygada), el 'affaire fragata inglesa', el pésimo manejo del caso Riofrío, las obsecuencias y humillaciones con Caracas y Quito, su defensa de los ataques a la prensa… No, peor canciller no pudo ser. ¡Qué bueno que ya se largó!

Pero intuyo que pasamos de Guatemala a Guatepeor: Eda Rivas debe saber tanto de Diplomacia como yo de Astrofísica. ¿Cómo va una aprendiz de diplomática a manejar Torre Tagle cuando se viene el mayor reto en RR.EE. del Perú con el inminente fallo de La Haya y su posterior manejo? ¿No era mucho más cuerdo poner allí a un profesional en la materia, más aún con el fallo de La Haya encima?

Este nombramiento, junto al de Figallo, mantiene la influencia de García Sayán y la caviarada en el gobierno. Recordemos que Roncagliolo y Rivas presentaron hace poco al garciasayanista Javier de Belaunde como candidato peruano a la CIDH.

¿Y cómo es posible que un personaje que tan poco le ha servido al país como el ahora congresista Rogelio Canches pretenda acusar e inhabilitar por una estupidez a Carranza, al mejor ministro de Economía en décadas?

Eda de canciller y Carranza hostigado… ¡Locura! ¿Qué pasa en el país?