(USI)
(USI)

En menos de una semana, dos figuras públicas fallecieron de un paro cardiaco. El primero fue James Gandolfini (51), el recordado actor de la serie televisiva Los Sopranos. El segundo fue Julio César Balerio (55), el arquero que defendió al club Sporting Cristal y a la selección peruana de fútbol durante los años 90. Estos lamentables hechos son, también, llamadas de alerta para todos. La pregunta es: ¿cómo cuidar el corazón? El primer paso consiste en saber, precisamente, cómo está el corazón. Toda persona aparentemente sana debería acudir al médico una vez al año, por lo menos, para someterse a exámenes preventivos. Pero, si usted tiene sobrepeso, fuma y bebe alcohol, tiene algún mal crónico o algún familiar suyo ha sufrido de enfermedades cardiovasculares, esta sugerencia se convierte en obligación. Un chequeo médico completo puede arrojar luces sobre el funcionamiento del corazón. De acuerdo con los resultados, el especialista podría solicitar pruebas complementarias, brindar recomendaciones para cambiar el estilo de vida o, simplemente, decir "todo bien, nos vemos el próximo año". Para completar el combo de prevención, es necesario prestar atención a la dieta y a la actividad física. Evitar el consumo excesivo de comida chatarra, de bebidas azucaradas y, sobre todo, de sodio, es una buena forma de reducir los riesgos cardiológicos. Asimismo, hay que realizar actividad física moderada de manera diaria. Unos 150 minutos semanales de ejercicio ayudan mucho a regular el buen funcionamiento del sistema cardiovascular.