notitle
notitle

@alicce en Twitter

Son las 8 a.m. y un entusiasta ejecutivo de un banco lo llama para ofrecerle "un efectivo preferente" de S/.1,500 para pagar en 12 cuotas a una tasa de interés bastante menor a la disposición de efectivo de su tarjeta de crédito. ¿Qué hace usted? ¿Lo toma?

De acuerdo con la central de riesgos Sentinel, actualmente, 99,675 personas usan su plástico exclusivamente para acceder a 'líneas paralelas' de crédito. De ese total, 37,143 muestran retraso en sus pagos y 23,031 ya están en alerta roja (sobreendeudados).

Hay otros 186,126 peruanos que además de tener un crédito de este tipo, utilizan su tarjeta para el pago de compras y disposición de efectivo. En este grupo, unos 59,999 están en riesgo y 16,174 se encuentran en rojo.

VA EN AUMENTOLa tentación de echar mano de la oferta del banco crece cuando se indica que esta 'super promoción' tiene fecha de vencimiento. Yanina Cáceres, gerente de Negocios de Sentinel, comenta que el 23% que accede a esta modalidad ha incumplido con sus pagos.

"El año pasado era solo el 11%. El uso de la línea paralela aumenta la probabilidad de mora", precisa.

Si bien, el número de consumidores que ha caído en estas prácticas es bastante bajo hay que evitar tener una mala calificación en el sistema. Según Sentinel, las líneas paralelas son usadas por 3.9% de usuarios (de un total de 2.5 millones de tarjetahabientes) y 7.2% usa todos los productos juntos.

"El peor error es emplear el crédito para el gasto cotidiano, pues este debería ser asumido con el ingreso frecuente", dice Cáceres.

No compre alimentos ni pague el alquiler, la luz, el agua, el teléfono o su deuda con otros bancos con préstamos cargados a su tarjeta.