Presidenta argentina olvidó diferencias con Jorge Bergoglio y le regaló un mate artesanal y un poncho de vicuña. (Reuters)
Presidenta argentina olvidó diferencias con Jorge Bergoglio y le regaló un mate artesanal y un poncho de vicuña. (Reuters)

CIUDAD DEL VATICANO (Agencias).– La presidenta argentina, Cristina Fernández, pidió al papa Francisco, exarzobispo de Buenos Aires, que medie en la disputa con el Reino Unido por la soberanía de islas Malvinas.

"Le hemos pedido a Francisco que interceda para que ese diálogo entre el Reino Unido y la Argentina pueda llevarse a cabo", afirmó la mandataria sudamericana tras su primer encuentro con el Papa.

Fernández, a la que el pontífice reservó su primer encuentro con un jefe de Estado, recordó las tensiones fronterizas en torno al canal de Beagle entre Argentina y Chile a finales de los años 1970 y el "entendimiento" al que llegaron los dos países, entonces gobernados por dictaduras, gracias a la mediación de Juan Pablo II.

"Lo que queremos es que se cumplan las múltiples resoluciones de la ONU" que desde 1965 instan a los dos países a dialogar, insistió Fernández.

Argentina y el Reino Unido libraron en 1982 una guerra por la soberanía del archipiélago del Atlántico Sur que los británicos controlan desde 1833.

Desde entonces, Argentina canaliza su reivindicación por la vía diplomática, pero el Reino Unido rechaza cualquier diálogo insistiendo en el derecho de autodeterminación de los isleños. En un referéndum celebrado hace una semana y que Argentina no reconoció, los habitantes de las Malvinas votaron abrumadoramente, por más de 99%, seguir siendo un Territorio de Ultramar Británico.

Fernández no hizo ninguna alusión a las relaciones tensas con el Papa durante su etapa como arzobispo de Buenos Aires, que habían empezado ya en tiempos de la Presidencia de su marido, el fallecido Néstor Kirchner, descontento con las críticas al Gobierno que hacía Bergoglio en sus homilías.

ENTRONIZACIÓN PAPALEsta madrugada se realizó la misa solemne de inicio de Pontificado que ofició el papa Francisco, en la que recibió el palio (estola) y el anillo del Pescador que simbolizan su poder, en presencia de personalidades de todo el mundo.

A la ceremonia asistieron 132 delegaciones de países y organizaciones internacionales en las que destacaron los presidentes de Argentina, Brasil, Chile, Ecuador, México, Costa Rica, Paraguay, Honduras, así como la canciller de Alemania y el presidente del Gobierno español, italiano, polaco, rumano y portugués, entre otros.

El rito comenzó con un rezo ante la tumba de San Pedro, en la cripta de la basílica vaticana, en la que Francisco estuvo acompañado de los patriarcas y arzobispos mayores de las iglesias católicas de rito oriental. Después, en procesión subió a la basílica y salió a la plaza de san Pedro, donde se le colocó el palio y se le entregó el anillo del Pescador, que a su pedido fue hecho en plata y no en oro.

TENGA EN CUENTA

- El polémico informe Vatileaks sobre el escándalo de las intrigas, corrupción y hasta relaciones homosexuales dentro del Vaticano, ya está en manos Papa Francisco, confirmó el portavoz de la Santa Sede, Federico Lombardi.

- "Por supuesto que está a disposición del Papa, pero con tantas cosas que tiene que hacer en estos días, no creo que haya tenido tiempo de leerlo", señaló Lombardi a los periodistas en el Vaticano.