Foto: Mario Zapata.
Foto: Mario Zapata.

Daniel Ahmed,Entrenador de fútbolAutor: Gonzalo Pajares.gpajares@peru21.com

Llegó hace tres años al Perú para dirigir nuestra Sub 20. Aunque no pudo llevar al mundial al equipo de Benavente, Deza, Flores y Polo, Daniel Ahmed no hizo un mal trabajo, por eso, Cristal lo contrató como DT. Esta noche tiene el reto de clasificar a su equipo a la siguiente etapa de la Libertadores. Hay esperanzas: el rival, el Atlético Paranaense, no es de los mejores equipos brasileños.

¿Cómo es su vínculo con el Perú?Es un vínculo de amor. Desde que llegué recibí una calidez enorme, un gran respeto y un inmenso apoyo, pero no solo hacia mí sino también hacia mi familia. Y, como ella es el centro de mi vida, si mi esposa e hijos se sienten cómodos solo me queda cerrar el círculo y agradecerle toda su gratitud a este país.

Es hincha de San Lorenzo y, como jugador, debutó con esa camiseta. ¿Uno juega mejor cuando es hincha del equipo?El sentido de pertenencia genera una corriente afectiva. Por eso, como técnico, trato de llegar al corazón del jugador, de involucrarlo afectivamente. Los gestos más importantes de una persona nacen a partir de que tiene internalizado un sentimiento, y sin este cariño es casi imposible sacarle lo mejor. Por eso, el sentimiento es tan importante como la preparación física, como la estrategia. En la cancha, el equipo trata de dar un espectáculo, y queremos que el hincha se identifique con nuestra manera de jugar porque, al fin y al cabo, ganar un título sin hinchada es como hacer el amor sin tener un orgasmo y, encima, con la luz apagada (risas).

¿Qué tan importante es la hinchada?Es el famoso jugador N° 12, aquel que no está dentro del campo pero cuya presencia se siente. En los momentos de duda, un jugador sabe que la hinchada le dará fuerza. La mejor es aquella que siempre apoya, no la 'resultadista'.

¿Existe la 'raza celeste'?Sin duda. La 'raza celeste' nació en la calle, en la tribuna, pero me parece muy bien lo que está haciendo la directiva del club: institucionalizarla y, a través de ella, dar apoyo social a su zona de influencia. Y, lo mejor, el fútbol se convierte así en una espacio que promueve el emprendimiento.

A la 'U' se la identifica con la garra; a Alianza, con el corazón. ¿Con qué debe ser identificado Cristal?Con un equipo que juegue bien y que, además, tenga personalidad y entrega. Queremos jugadores valientes, que busquen el resultado no solo a través del buen juego sino también con personalidad, una que emocione al hincha.

¿Salió contento del estadio luego del 2-1 al Paranaense?Uno busca siempre la perfección. Salí contento porque, por momentos, el equipo siguió nuestras ideas. Pero, recuerda, recién llevo en el club 40 días. Los procesos en los equipos no se dan de un día para otro: el jugador necesita tiempo para entender lo que desea el técnico, y también toma tiempo que el DT entienda al jugador.

Debieron golear…Hay una evaluación del hincha y una evaluación del técnico. El del miércoles fue nuestro cuarto partido, acabamos de salir de la pretemporada y los futbolistas se enfrentan a ideas nuevas. Hoy evalúo la entrega, el funcionamiento, pero siempre quiero más, y sé que el techo de este grupo es muy alto.

Debutó como DT de un equipo profesional dirigiendo en una Libertadores. Gran reto…Me tocó fácil, ¿verdad? (risas). Yo me preparé muy bien para llegar acá. Trabajé mucho y, después de hacer todos mis deberes, de quemar todas las etapas, Dios decidió que me tocaba estar acá.

Sergio Markarián lo recomendó para reemplazarlo en la selección mayor. ¿No hubiera sido más interesante entrenar a Perú antes que a Sporting Cristal?(Ríe). Yo creo en los momentos indicados, y siento que este no era el adecuado para dirigir a la selección. Además, sé que si logro las expectativas que me he trazado en Cristal, las posibilidades de estar al frente de una selección peruana se darán.

¿Cuáles son sus objetivos en Cristal?Soy un soñador y un optimista por naturaleza, por eso, con Cristal quiero ganar el título local y el de la Libertadores. Si quiere, tómeme como un soñador, pero por mi cabeza no pasa la idea de perder.

¿Tiene futuro el fútbol local?Creo mucho en el joven futbolista peruano. Lo conozco porque dirigí dos selecciones de menores y sé que es mentira que no es valiente, que no es profesional, que se cae rápido mentalmente. Se debe trabajar en todo el país, organizar torneos descentralizados Sub 15 y Sub 17, porque el fútbol no debe ser solo de Lima sino del Perú. Esto, además de darnos futbolistas, permitirá que el futbolista tenga desde chico una opción de futuro laboral. Así miraremos con optimismo el futuro. Otra cosa, es importante que existan jugadores veteranos en el fútbol profesional, pero no está bien que abunden y menos que tengan 38 o 40 años, porque le quitan espacio al juvenil.

AUTOFICHA

- El fútbol es muy resultadista. Sin embargo, en Cristal apuesto por un crecimiento institucional y por uno profesional. Aquí queremos alcanzar la excelencia.

- Queremos alimentar al primer equipo con jugadores de nuestra cantera (hoy son ocho) y buscar pocos refuerzos fuera, pero siempre de calidad.

- Polo es un jugador que ha vivido escenas fuertes. Se ha mantenido con calma, no ha perdido la línea y tiene condiciones para destacar en el Inter. Sin duda, crecerá allí.