EXIGEN JUSTICIA. Deudos dicen que no descansarán en su lucha. (Rafael Cornejo)
EXIGEN JUSTICIA. Deudos dicen que no descansarán en su lucha. (Rafael Cornejo)

"Mi hija Vanessa (21) estaba llena de vida, le faltaba poco para recibirse como psicóloga. Es injusto que haya muerto con otros 28 jóvenes, pero más indignante es que, once años después de la tragedia, aún no encontremos justicia. Sin embargo, seguimos en la lucha, más fuertes que nunca".

Este es el testimonio de Rochi Guidino, madre de una de las víctimas del incendio que se produjo el 20 de julio de 2002 en la discoteca Utopía.

"Durante todos estos años, ocho deudos han fallecido sin encontrar justicia y cuatro sufren depresión crónica", lamentó el vocero de los mismos, Luis Delgado Aparicio.

Los padres de las víctimas exigen que se reabra el juicio, en primera instancia, contra los exadministradores del local, Alan Azizollahoff y Édgar Paz, quienes actualmente radican en el extranjero.

Dicha causa fue vista ayer por la Sala Constitucional Permanente de la Corte Suprema, que escuchó los alegatos de César Nakazaki y Ricardo Chumbes, abogados de la parte civil y de Azizollahoff, respectivamente. El tribunal resolverá la tarde del lunes.

DATOS

- "Percy North fue condenado por abrir la discoteca sin cumplir con las medidas de seguridad. Pero también la administraban Azizollahoff y Paz", indicó Nakazaki.

- Chumbes dijo que la Fiscalía no halló responsabilidad en su defendido.