Demandan que gestión de Víctor Isla corrija ‘interpretación’ de norma que favorece a los suspendidos. (David Vexelman)
Demandan que gestión de Víctor Isla corrija ‘interpretación’ de norma que favorece a los suspendidos. (David Vexelman)

Una raya más al 'otorongo'. Con el pretexto de encontrarse en receso parlamentario, cinco legisladores de diferentes bancadas políticas que están suspendidos por faltas éticas pudieron reincorporarse a sus funciones y cobrar puntualmente sus sueldos y el bono de representación por los meses de enero y febrero.

Desde el 16 de diciembre (en que se inició el receso legislativo) hasta el 28 de febrero, ellos pueden realizar nuevamente sus actividades legislativas y cobrar sus remuneraciones y gastos operativos. El 1 de marzo, en que empieza la legislatura, volverán a estar suspendidos. Según la Oficialía Mayor, su retorno se dará a partir del 10 de abril.

AL DESCUBIERTOEl escándalo por la presencia de un exconvicto por terrorismo en una actividad organizada por el legislador fujimorista Federico Pariona puso al descubierto la irregular situación de los suspendidos.

Pariona y otros cuatro parlamentarios se benefician con una decisión que se adoptó durante la gestión de Daniel Abugattás, a fines del año 2011, por la cual el periodo de suspensión de los congresistas "se interrumpe" durante el receso legislativo.

La decisión del entonces titular del Parlamento partió de la exoficial mayor Giuliana Lastres, para quien el término "días de legislatura" –que se señala en el reglamento interno para medir las sanciones éticas– no incluye el receso.

Fue el propio Abugattás quien le atribuyó a Lastres esta interpretación. En una entrevista concedida a otro diario, el entonces presidente del Congreso indicó que consideraba absurda esta interpretación y que por eso se peleó con su oficial mayor, pero que terminó aceptándola porque "así ha sido siempre".

Aquella decisión favoreció a los oficialistas Omar Chehade, Celia Anicama (conocida como 'Robacable') y Amado Romero (conocido como 'Comeoro'), quienes en esos días habían sido suspendidos. Ahora beneficia a otros.

ESTÁ CLAROEl legislador aprista y extitular del Parlamento Javier Velásquez Quesquén calificó de "lamentable" esta situación y le exigió al actual presidente del Congreso, Víctor Isla, que la corrija. Agregó que, al enterarse del caso Pariona, le pidió información al oficial mayor y este le comentó de la decisión que lo beneficiaba.

Recordó que el tema de los "días de legislatura" quedó aclarado en el Parlamento anterior, cuando estalló el caso de la aprista Tula Benites.

"Yo presidía la Comisión de Constitución y se estableció que como 'días de legislatura' se contabilizan solo los días hábiles de los periodos ordinarios de sesiones, pero que ello no significa que se interrumpa la sanción durante los feriados o en el receso legislativo, porque eso es absurdo", enfatizó.

LOS CASTIGADOS

Walter Acha Romaní (Gana Perú) – El 18 de setiembre de 2012 fue suspendido por 120 días de legislatura tras haber sido denunciado por abusar sexualmente de su exjefa de prensa.

Emiliano Apaza Condori (Gana Perú) – El 4 de octubre de 2012 fue suspendido por 120 días de legislatura porque en su declaración jurada no consignó que actualmente afronta una condena judicial de cuatro años.

Federico Pariona Galindo (Fuerza Popular) – El 4 de octubre de 2012 fue suspendido por 120 días de legislatura al haber consignado información falsa en su hoja de vida presentada al JNE.

Alejandro Yovera Flores (AP-Frente Amplio) – El 4 de octubre de 2012 fue suspendido por 120 días de legislatura al haber consignado información falsa en su hoja de vida presentada al JNE.

Javier Diez Canseco Cisneros (AP-Frente Amplio) – El 17 de noviembre de 2012 fue suspendido por 90 días de legislatura al presentar un proyecto que beneficiaba a sus familiares.