TOLERANCIA CERO. Guillermo Abanto Guzmán tendrá que afrontar la decisión final de juzgado. (Difusión)
TOLERANCIA CERO. Guillermo Abanto Guzmán tendrá que afrontar la decisión final de juzgado. (Difusión)

"Mi solidaridad con la honra de las personas perjudicadas, en especial con esta niña inocente, que debe ser reconocida por su padre". Así de pronunció el cardenal de Lima, Juan Luis Cipriani, respecto al caso del obispo emérito castrense Guillermo Abanto Guzmán, sobre quien pesa una demanda de paternidad.

Asimismo, manifestó que "cada uno tiene que afrontar sus debilidades con hombría y saber reconocer cuando comete un error. No ocultamos nada".

En otro momento, Cirpiani señaló que "la Iglesia respeta y respetará a la justicia civil, a los procesos judiciales en marcha… Tolerancia cero con todos estos temas".

Finalmente, recordó que, el pasado 20 de julio, la Santa Sede aceptó la renuncia de Abanto Guzmán a su cargo, de conformidad con el Código del Derecho Canónico.

EN ESPERADe otro lado, fuentes de la Corte Superior de Justicia de Lima nos confirmaron que se está a la espera de que el magistrado del Tercer Juzgado de Paz Letrado Surco-San Borja emita la resolución de filiación definitiva, la que se podría dar en los próximos días.

Dicha instancia tiene en sus manos, desde el 15 de julio, una demanda de paternidad interpuesta por la psicóloga Alexandra de la Lama Luna (26) en contra del obispo emérito Guillermo Abanto, por el reconocimiento de una niña de 2 años.

Cabe precisar que Abanto fue el guía espiritual de la, ahora, demandante.En tanto, el paradero del exobispo continúa siendo un misterio. En su vivienda de La Victoria nadie responde.

DATO

- Alexandra de la Lama conoció al entonces obispo Guillermo Abanto Guzmán en el año 2009, cuando este último dirigía la parroquia Señor de la Divina Misericordia, en Surco. En junio de 2011, la joven tuvo una niña.