NO CESAN. Sao Paulo sufrió ayer fuertes protestas y la mandataria Dilma Rousseff viajó a la ciudad. (Reuters)
NO CESAN. Sao Paulo sufrió ayer fuertes protestas y la mandataria Dilma Rousseff viajó a la ciudad. (Reuters)

RÍO DE JANEIRO (EFE).– Las autoridades de por lo menos seis ciudades brasileñas anunciaron la reducción de las tarifas de transporte público tras las manifestaciones de la víspera contra el alza de los pasajes de autobús que movilizaron a cerca de 250 mil personas en una veintena de municipios.

Las autoridades de Recife, Joao Pessoa, Porto Alegre, Cuiabá, Blumenau y Montes Claros anunciaron que reducirán las tarifas, en tanto que el alcalde de Río de Janeiro, Eduardo Paes, informó que se reunirá con representantes de los manifestantes para discutir sus reivindicaciones.

El alcalde de Sao Paulo, Fernando Haddad, que inicialmente había expresado la imposibilidad de reducir los pasajes en la mayor ciudad de Brasil, se reunirá con la presidenta Dilma Rousseff y aseguró que revisará las cifras para buscar alternativas.

Los anuncios de reducción de pasajes son los primeros resultados directos de las manifestaciones que sacudieron a todo el país y que fueron convocadas en las redes sociales por movimientos sociales que alegan no ser representados por ningún partido.

Las protestas comenzaron la semana pasada en Sao Paulo, exclusivamente contra la subida de las tarifas de transporte público, pero se extendieron a varias ciudades y con otras reivindicaciones, como mayores inversiones en la salud y la educación pública, y críticas a los elevados gastos del Gobierno para organizar eventos como el Mundial de Fútbol de 2014 y la Copa Confederaciones.

TENGA EN CUENTA

- La presidenta Dilma Rousseff defendió la legitimidad de las protestas.

- Según una encuesta de Ibope, el 72% de la población respalda las manifestaciones.