(USI)
(USI)

¿Cómo nació la idea de tener un fast drink?Comencé con un módulo en un club y luego formé una sociedad con mi amigo Alfredo Noriega, quien ahora es el gerente financiero, y buscamos un espacio en un mall. Así ingresamos a Real Plaza, en el Centro Cívico, y nos aceptaron previa evaluación de nuestro proyecto.

¿Cómo les ha ido hasta el momento?Al principio nos confundían con la juguería que estaba al costado. La afluencia de público era mínima, pero de a pocos nos hicimos conocidos. En verano, nuestros cocteles frozen fueron un boom y nuestro nombre empezó a recordarse. Hoy vendemos, en promedio, 100 vasos al día.

¿Qué planes tienen para su marca?Nos está yendo bien e incluso tenemos una alianza con una marca reconocida de pisco, por lo que planeamos replicar esta experiencia en otros centros comerciales, primero en Lima, luego en provincias. Estamos evaluando nuestro ingreso a locales de Lima Norte y San Miguel. A la par, queremos reforzar la atención para eventos especiales.