Confía. Obama cree que no tendrá necesidad de tomar medidas extraordinarias para evitar default. (AP)
Confía. Obama cree que no tendrá necesidad de tomar medidas extraordinarias para evitar default. (AP)

WASHINGTON (Reuters).– Demócratas y republicanos en la Cámara de Representantes acordaron el pago retroactivo a 800,000 empleados públicos una vez que termine la paralización del Gobierno, aunque todavía no se avizora un fin a la medida que cumplió su quinto día.

Además, el Pentágono dijo el sábado que la mayoría de sus 400,000 empleados civiles volverán a trabajar, una medida que podría aliviar el impacto de la paralización sobre las fuerzas armadas.

La Cámara de Representantes, liderada por republicanos, aprobó de manera unánime el proyecto de ley y ahora se espera la del Senado y que el presidente Barack Obama la convierta en ley.

Fue un inusual momento de cooperación en la Cámara, ya que ambos partidos defienden con firmeza sus posiciones sobre la paralización de la administración federal en Estados Unidos.

El estancamiento, que comenzó al inicio del nuevo año fiscal el martes pasado y que paralizó casi por completo las operaciones esenciales del Gobierno, es el último de una serie de confrontaciones sobre el presupuesto entre Obama y los republicanos en el Congreso.

En tanto, el secretario de Defensa, Chuck Hagel, señaló que una revisión legal de una ley firmada el lunes por el presidente le permitía convocar a trabajar a un número no especificado de empleados la próxima semana.

La actual postura de los republicanos apunta a desbaratar la reforma de salud del presidente Obama, conocida como 'Obamacare', que expandirá la cobertura de salud a millones de personas sin seguro médico. Los republicanos se han negado a aprobar un proyecto de ley de financiación sin incluir medidas que debilitarían el 'Obamacare'.

MEDIDAS EXTRAORDINARIASEn una entrevista con la agencia de noticias Associated Press, Obama dijo que no espera tener que recurrir a medidas extraordinarias para evitar que Estados Unidos enfrente una cesación de pagos, porque cree que el Congreso elevará el límite de la deuda antes de la fecha límite del 17 de octubre.

Los líderes demócratas de la Cámara están considerando usar una maniobra que podría forzar una votación para reanudar las operaciones del Gobierno de inmediato.

El plan se refiere a una inusual "petición" que desplaza un proyecto de ley desde una comisión y lo envía al pleno del cuerpo si 218 legisladores de los 435 firman la petición.

La medida tomaría alrededor de una semana en superar obstáculos de procedimiento en la Cámara, según el representante demócrata George Miller.

Una votación en la Cámara no se llevaría a cabo hasta, por lo menos, el 14 de octubre, que es un feriado federal, agregó el legislador.

Los republicanos aseguran que el cierre del gobierno federal puede durar semanas hasta que Obama ceda y negocie algunos cambios en el 'Obamacare'.

SABÍA QUE

- Los republicanos están buscando concesiones a cambio de elevar el límite de endeudamiento del país de 16.7 billones de dólares.

- Si no se eleva el techo de la deuda, Estados Unidos entrará en un incumplimiento de deuda y tendría graves consecuencias a economía mundial.

- Ayer murió el hombre que se prendió fuego en el National Mall que protestaba por el cierre del gobierno federal.