PASO EN FALSO. La selección sub 17 fue víctima de sus errores. (USI)
PASO EN FALSO. La selección sub 17 fue víctima de sus errores. (USI)

MENDOZA (ARGENTINA).– A los jóvenes hay que esperarlos, observar cómo se desarrollan camino a la hombría. Y en ese camino hay tropiezos. Y de esos tropiezos hay que levantarse. Perú sucumbió ayer por 2-0 en su debut ante Uruguay en el Sudamericano Sub 17 y hay que ponerse de pie. Porque no hay tiempo para lamentos, e intentar ir al Mundial no acepta otra caída.

Una caída que duele porque la selección mostró poco. El goleador Beto da Silva estuvo solo en el ataque y no encontró apoyo desde la volante o de los laterales Duclós y Jiménez. Los 'charrúas' cumplieron su conocido libreto: garra, empuje y aprovechamiento del mínimo error. El mismo que llegó a los 23', cuando el golero Patricio Torres salió mal en un tiro libre y Fabrizio Buschiazzo puso la cabeza.

A partir de allí, el equipo de Edgar Teixeira pareció extraviado, sin orden. Hubo que esperar el segundo tiempo para tener chances: a los 68', Dángelo Artiaga disparó de media vuelta, y a los 76' fue Páucar quien exigió al golero Cardozo. Perú era intentos, no gol. Gol fue el de Alan Méndez, que a los 91' se burló de la defensa nacional y metió un disparo donde Torres volvió a fallar.

A los jóvenes hay que esperarlos. Pero, ¡atención!, tampoco es una espera eterna.

ALINEACIONESPerú: Torres; Jiménez, Rivas, Abram, Duclós; Mendoza, Páucar (Garcés), Namoc (Oliva); Artiaga, Da Silva y Siucho (Ugarriza). DT: E. Teixeira. Uruguay: Cardozo; Etcheverry, Buschiazzo, Bregonis (Martilotta), P. González; Faber, Costa, Tabeira (Méndez), Cabrera; La Torre y D'Albenas (Acosta). DT: F. Coito. Árbitro: Ulises Merelles (Paraguay), regular.