Los clientes del Westgate son kenianos ricos y extranjeros. Se calcula que había 3 mil personas a la hora del ataque. (AP)
Los clientes del Westgate son kenianos ricos y extranjeros. Se calcula que había 3 mil personas a la hora del ataque. (AP)

NAIROBI.– La pesadilla en Kenia, que terminó con la vida de 68 personas –entre ellas un médico peruano–, duró más de 35 horas. En ese lapso, el mundo fue testigo de una de las peores matanzas a civiles ocurridas en África a manos de la milicia radical islamista somalí Al Shabab –vinculada a la red terrorista Al Qaeda–, que tomó por asalto un lujoso centro comercial de Nairobi y disparó sin miramientos a las personas que estaban ahí.

El ataque terrorista se inició el sábado, cerca de la una de la tarde (hora local), en el centro comercial Westgate –de propiedad de un israelí– y, recién ayer por la noche, el Ejército keniano, con la ayuda de un grupo especial de las fuerzas de seguridad israelíes, logró liberar a la mayoría de rehenes –alrededor de 30– que habían sido tomados por los radicales.

ATRINCHERADOSEn la operación de rescate se escucharon disparos y detonaciones, mientras que tres helicópteros peinaban la zona. Al cierre de la presente edición, los terroristas estaban atrincherados dentro del mall con menos de 10 cautivos.

El ataque fue perpetrado por subversivos –se habla de entre 10 y 15 combatientes– que, armados con granadas y con rifles de guerra, irrumpieron en el centro comercial y empezaron a dispararles a los asistentes.

Según algunos testigos, los atacantes les preguntaban a las personas si eran musulmanes o no. Si la respuesta era afirmativa, las dejaban ir. Si no, las mataban en el acto o las tomaban como rehenes.

En el primer día del asalto se reportaron 39 muertos y 150 heridos. Entre las víctimas figuran un sobrino del presidente Uhuru Kenyatta y su novia, un médico peruano, dos francesas, así como kenianos, británicos, canadienses, indios, chinos, sudafricanos y ghaneses. También hay cinco estadounidenses heridos.

Según el ministro keniano de Interior, Joseph Ole Lenku, más de 1,000 personas pudieron ser evacuadas con el paso de las horas, ya que las fuerzas de seguridad locales tuvieron que recorrer el gran centro comercial tienda por tienda buscando a los sobrevivientes y a los terroristas.

Los testimonios de los sobrevivientes de la matanza son desgarradores. Nahashon Mwangi estaba trabajando cuando recibió una llamada de su hijo, quien se hallaba atrapado en Westgate.

"Papá, estoy herido en el cuello y en la mano. Estoy sangrando. ¡Ayúdame!", suplicaba su hijo –de 21 años– al otro lado de la línea telefónica.

Nahashon Mwangi se subió inmediatamente a su automóvil y se dirigió al centro comercial, escenario del drama. Atrapado en un atasco vehicular, llamó a su hijo.

"No me llames más, solo quiero que me saques de aquí. Si me oyen (los terroristas), me van a matar", le dijo el joven.

Tras cinco horas de incertidumbre, el hijo de Nahashon pudo ser evacuado por la Policía y operado de urgencia.

POR VENGANZASegún Al Shabab, los terroristas –especialmente entrenados para la operación– actuaron por venganza pues las tropas de Kenia intervienen en Somalia desde fines de 2011 para colaborar con el gobierno local en su lucha contra la milicia islamista.

Al Shabab afirma que Kenia es "zona de guerra" y que el objetivo de la milicia es hacer que Nairobi sea el lugar más inseguro del mundo hasta que su gobierno retire sus tropas del sur de Somalia.

La CNN reportó que tres de los atacantes del centro comercial en Nairobi vivieron en Estados Unidos. Dos residieron en el estado de Minnesota y el otro en Missouri, y tendrían alrededor de 20 años.

¿QUIÉNES SON AL SHABAB?

- Al Shabab significa 'La Juventud' y se estima que tiene entre 7,000 y 9,000 milicianos en Somalia. Además, es el grupo más influyente del país.

- Es considerada una organización terrorista por la CIA y se afilió a Al Qaeda en febrero de 2012.

- Al Shabab nació como la rama joven y más radical de los Tribunales Islámicos, pero con la desaparición de estos, después de que las tropas etíopes invadieran Somalia y derrotaran a la organización, esta creció en efectivos, fuerza e influencia.

- A pesar de sus sangrientos atentados, la milicia islamista está hoy en su peor momento financiero. Su único ingreso –al margen del aporte de Al Qaeda– es la venta de carbón vegetal.