notitle
notitle

Urge al gobierno ir de la mano con el sector privado para implementar medidas a fin de retomar las cifras de crecimiento. Si bien las obras por impuestos (OPI) y asociaciones público-privadas (APP) son positivas en materia de inversiones, el modelo podría ser repetido a nivel de la ejecución de políticas que afectan directamente el ambiente de negocios. Pasemos a una APP de la gestión pública. Incorporemos consejos directivos público-privados en entidades como Senasa, Senace, Sunafil, OEFA, Digemid, Digesa, etc. Busquemos promover una modernización de la gestión pública que responda efectivamente a la dinámica de las actividades económicas y las enfrente conjuntamente con el sector privado, su aliado natural. No se propone crear nuevos sistemas ni nueva burocracia, sino reproducir modelos que ya existen y que han funcionado bien.