notitle
notitle

Lucía de Althaus,Opina.21www.parentalidad.pe

Creo que este año que viene puede ser uno diferente. Los últimos 6 años de mi vida mi actividad principal ha sido cuidar a mis hijas, pensar en ellas, resolver asuntos prácticos de la casa, y después yo. Se me ha hecho muy difícil leer novelas, concentrarme en mis proyectos, ocuparme más de mí. Hasta he llegado a pensar que estaba embruteciendo o perdiendo profundidad en mis pensamientos.

Pero de pronto en mi mente se está abriendo un espacio especial para mí. Vuelvo a leer, me proyecto nuevos retos y me siento más viva que nunca.

Por eso, este fin de año quisiera transmitir que a pesar de amar profundamente a nuestros hijos y de saber que ellos serán siempre nuestra prioridad, se puede –y se debe– buscar un espacio para proyectos e intereses personales. Nuestros hijos desean ver una madre que tiene una vida propia y que la vitalidad de sus ilusiones la mantiene activa. Ojalá que este nuevo año, las mujeres que ya estén listas, puedan empezar a mirarse un poco más para continuar con ese desarrollo personal que nos hace –también– mejores mamás. ¡Feliz año nuevo!