TOMAN EL CENTRO. Como en décadas pasadas, los informales se han apoderado de las veredas. (Mario Zapata)
TOMAN EL CENTRO. Como en décadas pasadas, los informales se han apoderado de las veredas. (Mario Zapata)

La invasión de cientos de ambulantes a tradicionales puntos del Centro Histórico de Lima –como los alrededores de Palacio de Gobierno– demuestra la "absoluta ineficiencia" de la actual administración municipal.

Así lo afirmó el regidor metropolitano Fernán Altuve, luego de que Perú21 denunciara –en su edición de ayer– que el caos ha retornado a las calles limeñas.

"Todo lo que se ha ganado en 20 años con buenos alcaldes se va a perder por una gestión absolutamente ineficiente", recalcó Altuve, quien lamentó que la alcaldesa Susana Villarán no haya aprendido la lección que dejó el proceso de revocatoria.

"Debió ser un llamado de atención. Pero, en lugar de servir para ponerse las pilas, ha generado una sensación de autoconfianza", dijo.

Cabe precisar que algunos lugares tomados por el comercio informal son el jirón de la Unión, la avenida Abancay y la misma Plaza de Armas.

'ES SU DERROTA'Altuve indicó que la presencia de ambulantes "es la derrota más palpable de la actual gestión, que ni siquiera puede administrar el único distrito que tiene a su cargo, que es el Cercado".

En su opinión, Susana Villarán no quiere entrar en confrontación con nadie porque desea conseguir votos para su reelección. "¿Qué candidato quiere ganarse problemas con la gente? Esa es la principal dificultad que afronta un gobierno ineficiente", reiteró.

Lamentó, además, que la comuna siga con el "festín de dinero en asesorías y en consultorías", en lugar de proyectos de envergadura.

"Se gasta en obras absurdas. El martes se va a aprobar unos planes para hacerse en Lima, con cargo a un virtual y exitoso endeudamiento. O sea, los proyectos no se hacen en base al dinero que se tiene sino al que entrará", dijo.

HOY RESPONDERÁPor su parte, Álvaro Anicama, gerente de Fiscalización y Control de la comuna capitalina, señaló que se han tomado algunas acciones para frenar el comercio ambulatorio en el Centro.

Sin embargo, prometió responder hoy, con mayor precisión, a los cuestionamientos hechos por este diario.

TENGA EN CUENTA

- El puente Balta se ha transformado en un mercado. Se ofrecen zapatillas, accesorios para celulares y comida.

- Una situación similar se vive en los alrededores del Palacio de Gobierno, pese a que la Ordenanza N° 062 prohíbe la venta ambulatoria en lugares colindantes a entidades del Estado.

- En octubre de 2011, Susana Villarán se comprometió a acabar con el comercio informal.