(Internet)
(Internet)

A pesar de que Jennifer López ganó el juicio que le interpuso a su exesposo Ojani Noa para prohibir que comercializara los videos íntimos que filmaron cuando estaban casados y conseguir una orden del juez para que los devolviera, el cubano no da su brazo a torcer y asegura que no los entregará así tenga que ir preso.

"Voy a llegar donde tenga que llegar, pero no les voy a dar los videos, prácticamente son míos, son personales, y no tienen nada que ver con la demanda, pero ellos pusieron una orden en la corte para que yo vaya a la cárcel si no los entrego. Ya le dije al juez y a ellos que no se los voy a entregar aunque tenga que ir a la cárcel", sostuvo Noa, quien aseguró que los videos no tienen contenido sexual, como alega J.Lo. "Esos videos no tienen nada sexual, ellos lo saben, ya los vieron, pero quieren desviar la atención y les dije que no me voy a entregar, y menos ahora", señaló.

Ojani regresará pronto a la Corte de Los Ángeles para seguir con el caso, pero insiste en que no cambiará su opinión. "No he hecho nada malo, tengo la conciencia tranquila".

MÁS DETALLES

JUICIO POR VIDEOS DE NUNCA ACABARVale recordar que la cantante demandó a su primer esposo hace cuatro años por las imágenes de cuando estaban casados en 1997. Dicho matrimonio duró 11 meses.

SU SEGUNDO ESPOSO EN CURA DE SILENCIOJennifer López se casó por segunda vez con su exbailarín Cris Judd, matrimonio que solo duró nueve meses. Judd recibió US$14 millones por su silencio.

INTENTÓ COMPRAR SILENCIO DE OJANILa cantante también quiso mantener a Ojani Noa con la boca cerrada y le ofreció 3.5 millones de dólares, pero este no aceptó porque quería 10 millones.