Tráfico de menores

Dejad que vengan a mí

El objetivo principal de todo el considerable aparato social estatal –que es pagado con el dinero de todos los peruanos– debería ser el asegurarse que todo niño tenga la posibilidad de desarrollarse adecuadamente para llegar a ser, en todo sentido, un buen ciudadano.

Dejad que vengan a mí