(AP)
(AP)

Las afirmaciones del congresista republicano acerca de que las mujeres raramente quedan embarazadas de "violaciones legítimas" han causado tanto revuelo en Estados Unidos que el aspirante a la presidencia de su partido, , tuvo que criticarlas hoy de forma contundente.

"Los comentarios de Akin sobre las violaciones son insultantes, inexcusables y, francamente, erróneas", dijo Romney en una entrevista hoy con la publicación electrónica .

Akin, un congresista de y antiabortista declarado que aspira a arrebatarle el escaño en el Senado a la demócrata Claire McCaskill en las elecciones de noviembre, afirmó ayer en una emisora local que "es realmente poco común" que una mujer quede embarazada por una violación legítima (real) "porque su cuerpo tiene mecanismos para cerrarse del todo y prevenir la gestación".

En un país en donde cada año hay más de 32,000 embarazos por violaciones, según recordaban hoy varios medios, sus palabras causaron tanto revuelo que Romney y su compañero de fórmula, , ya se vieron obligados la pasada noche a distanciarse de Akin.

"El gobernador Romney y el congresista Ryan no están de acuerdo con las declaraciones de Akin (…) un gobierno Romney-Ryan no se opondría al aborto en casos de violación", dijo su campaña en un comunicado.

A raíz de ello, Akin emitió un comunicado afirmando que había hablado "sin pensar" bien lo que decía y que sus palabras "no expresan la profunda empatía" que siente por las mujeres víctimas de violaciones y abusos en el país, si bien reiteró su postura en contra del aborto incluso en casos de violencia sexual.

En vista de que las críticas a sus palabras continuaban, Romney volvió hoy a condenar, más fuertemente, la postura de su compañero de partido.

"Al igual que millones de estadounidenses, las consideramos ofensivas", zanjó Romney al National Review.