Vecinos señalan que su victoria "podría sentar jurisprudencia" en otros casos. (Reuters)
Vecinos señalan que su victoria "podría sentar jurisprudencia" en otros casos. (Reuters)

La justicia alemana confirmó la prohibición de los vuelos nocturnos –entre las 11:00 p.m. y las 05:00 a.m.– en el aeropuerto de Fráncfort, lo que significa un golpe a la terminal aeroportuaria y a la compañía de transporte de carga Lufthansa.

El Tribunal Federal de Leipzig mantuvo la prohibición provisoria dictada en octubre pasado por una corte de Hesse, región donde se sitúa , accediendo a la demanda de los vecinos del aeropuerto, que desde hacía años protestaban contra el ruido de los aviones.

La prohibición concierne 17 vuelos programados en dicho horario para la cuarta pista del aeropuerto, que quedará habilitada desde el próximo 21 de octubre. El tribunal determinó que los viajes nocturnos solo podrán ser autorizados si existe una "necesidad particular".

La región de Hesse tendrá que demostrar que existe dicha necesidad particular para lograr que se levante la prohibición. Además, redujeron la cantidad de vuelos autorizados entre las 10:00 p.m. y las 11:00 p.m. y las 05:00 a.m. y las 06:00 a.m., limitándola a un promedio de 133 viajes contra los 150 que operan en la actualidad.

"Esas horas de transición no pueden ser consideradas como una simple prolongación de las actividades del día", señaló el juzgado, cuya decisión tiene importantes consecuencias para la compañía , filial de carga de la primera empresa aérea alemana.

La decisión del tribunal le costará 40 millones de euros anuales, señaló la compañía, que al igual que los medios económicos alemanes deploró dicha sentencia. "(El fallo) amenaza con cortarle las alas a Fráncfort, a Hesse y a toda Alemania como nación de exportaciones y logística", expresó Christoph Franz, presidente de Lufthansa Cargo.

"Es un duro golpe para la economía alemana y, sin lugar a dudas la competitividad internacional de una de las principales plataformas aéreas de Europa va a derrumbarse", agregó Franz en un comunicado.

Por su parte, los vecinos del aeropuerto festejaban su victoria que "podría sentar jurisprudencia para otros litigios con aeropuertos alemanes", declaró Jorg Reuter, dirigente de una de las asociaciones vecinales a la agencia AFP. "Hay que encontrar un equilibrio entre los intereses de los vecinos y de la economía", añadió.