En noviembre se determinó que estaba loco, pero antes no se le diagnosticó ese transtorno. (Reuters)
En noviembre se determinó que estaba loco, pero antes no se le diagnosticó ese transtorno. (Reuters)

Los abogados que representan a las víctimas del extremista noruego anunciaron hoy que pedirán una nueva revisión psicológica del confeso autor de del pasado 22 de julio, que dejaron 77 muertos.

Un tribunal de Oslo dio como plazo hasta el jueves para interponer ese tipo de solicitudes y se espera que se pronuncie a mediados de mes sobre los conflictivos informes en torno a la salud mental de Breivik.

Dos psiquiatras forenses nombrados por el tribunal concluyeron en noviembre que Breivik, de 32 años, y necesita cuidado mental en lugar de internamiento.

Pero otro equipo psiquiátrico que estudió a Breivik cuando estaba en prisión concluyó que no sufre esquizofrenia, obligando a fiscales y abogados de las familias de las víctimas a exigir un nuevo estudio. Breivik no se quiere someter a un nuevo análisis, informó su abogado.

Si se mantiene el estudio actual, Breivik podría ser encerrado en una unidad psiquiátrica en lugar de una prisión si es condenado en el juicio que se espera comenzará en abril.