"Un infierno no existe", es la frase que ha causado gran polémica en el . La oración se le atribuye  nada menos que al mismo 

El periodista Eugenio Scalfari, de 93 años, un ateo declarado que ha entablado una amistad intelectual con el papa Francisco, se reunió recientemente con el pontífice y escribió una larga nota para el diario italiano La Repubblica que incluía una sección de preguntas y respuestas al final.

En el artículo de Scalfari, él le pregunta al Papa dónde van las "malas almas" y dónde se le castigan.

Scalfari citó al Papa diciendo: "No son castigados. Aquellos que se arrepienten obtienen el perdón de Dios y toman su lugar entre las filas de quienes lo contemplan, pero aquellos que no se arrepienten y no pueden ser perdonados desaparecen. Un Infierno no existe, la desaparición de las almas pecadoras existe".

Tras la publicación del cuestionario, el Vaticano reprendió al conocido periodista italiano y señaló que el Papa no le concedió una entrevista a Scalfari y que el artículo "fue el fruto de su reconstrucción", no una "transcripción fiel de las palabras del Santo Padre".

Scalfari, que es fundador del periódico italiano La Repubblica, se enorgullece de no tomar notas ni usar grabadoras durante sus encuentros con los líderes y de más tarde recordar las reuniones para crear artículos extensos.

Con información de Reuters y AP