Cerca de 18.000 soldados de 19 países, principalmente miembros de la , participan de ejercicios militares en el llamado flanco oriental, ubicado en , en Polonia y los países bálticos, con la mirada puesta en .

El despliegue de fuerzas militares, encabezado por , es uno de los más grandes desde la y busca tranquilizar a los aliados europeos situados en esta región ante las maniobras militares rusas cerca a sus fronteras.

Los ejercicios militares "Saber Strike" (Golpe de sable) comenzaron este domingo 3 de junio y se llevarán a cabo hasta el viernes 15 de junio. Además, Polonia busca implementar una base permanente de los Estados Unidos en su territorio.

Moscú reaccionó de inmediato ante esta muestra de fuerza y aseguró que dicha medida "no traerá beneficios de ningún tipo a la seguridad y estabilidad del continente".

Esta semana, formalizó su ingreso a la OTAN, siendo el primer país de toda América Latina. destacó la categoría que adquiere su país como "socio global".