La oposición en Kosovo impidió nuevamente este lunes con el uso de gases lacrimógenos una sesión del Parlamento en la capital, Pristina.

Pese a los fuertes controles de seguridad, dos diputados de la oposición lograron pulverizar el gas en la sala plenaria, al tiempo que simpatizantes se manifestaron contra el Gobierno frente al edificio del Parlamento de Kosovo.

La oposición en Kosovo exige al Gobierno dar marcha atrás al plan, negociado con la mediación de la Unión Europea, de conceder una amplia autonomía a la minoría serbia ya que su consecuencia sería —según el bloque— una partición del país, que actualmente está habitado casi en su totalidad por albaneses.

El gobierno en Pristina se niega a convocar un referéndum sobre esta cuestión como pide la oposición, que a tal efecto recabó más de 200,000 firmas.

También están en contra de un acuerdo de demarcación con Montenegro que consideran reduce el territorio de Kosovo.

Varios diputados fueron detenidos en las últimas semanas por arrojar gases lacrimógenos en el Parlamento de Kosovo. Esta situación se repite desde hace 3 meses.

TAGS RELACIONADOS