Meghan de Sussex habló de sus ideas suicidas durante su paso por la realeza, mientras que en 1995 la princesa Diana de Gales confesaba "éramos tres en ese matrimonio". (Foto: @oprahmagazine / AFP)
Meghan de Sussex habló de sus ideas suicidas durante su paso por la realeza, mientras que en 1995 la princesa Diana de Gales confesaba "éramos tres en ese matrimonio". (Foto: @oprahmagazine / AFP)

Los duques de Sussex revelaron lo mal que la pasó Meghan Markle mientras perteneció a la Familia Real británica. En la entrevista que le realizó y que fue emitida en la cadena estadounidense CBS, Meghan de Sussex y su esposo, el , hablaron abiertamente de diversos temas y la realeza, los que hoy acaparan los titulares del mundo entero. Entre sus revelaciones están los pensamientos suicidas de la exactriz quien “ya no quería estar viva”, la preocupación por el de su hijo Archie al nacer y cómo se vería eso para la imagen de la corona, por lo que se le denegó el título de príncipe y que su segundo bebé es una niña. Sin embargo, la reciente entrevista emitida en Estados Unidos no ha sido la única que remeció el Reino Unido, pues otros miembros del Palacio de Buckingham ofrecieron reveladores detalles a lo largo de la historia, como la fallecida princesa Diana de Gales y el rey abdicado Eduardo VIII.

MÁS INFORMACIÓN: Meghan Markle da detalles de cómo vivió su primer embarazo: “Escuché comentarios sobre qué tan oscura iba a ser su piel”

Desde el jardín de su residencia al sur de California, Meghan contó cómo se vio obligada a reprimir su forma de ser y renunciar a su libertad personal. Dijo que no tuvo acceso a su pasaporte, licencia de conducir o llaves después de unirse a la Familia Real, y solo se las devolvieron cuando la pareja se mudó.

“Estaba realmente avergonzada de decirlo en ese momento, y especialmente avergonzada de tener que admitirlo ante Harry, porque sé cuánta pérdida ha sufrido. Pero sabía que si no lo decía, lo haría, y simplemente ya no quería estar viva”, reveló.

El príncipe, quien ocupa el sexto lugar en la sucesión al trono de Isabel II, agregó que se sentía “aterrorizado” por lo sucedido con su esposa, pues “no tenía idea de qué hacer, también fui a un lugar muy oscuro, pero quería estar allí para ella” y que creía que había muchas oportunidades para que el palacio “mostrara algo de apoyo público” frente al continuo abuso racial en la prensa, “sin embargo, nadie de mi familia dijo nada. Eso duele”.

Y es que entendió que el problema se centraba en lo que Meghan representaba como una mujer afrodescendiente influyente en un cargo público.

“También estaba afectando a muchas otras personas (...) Ese fue el detonante para que realmente entablara esa conversación con el palacio, el personal superior del palacio y mi familia para decir, muchachos, esto no va a terminar bien”.

En la conversación con Oprah Winfrey, el príncipe Harry y Meghan Markle confesaron que se casaron en la intimidad de su hogar días antes de su gran boda real. (Foto: @cbstv / Instagram)
En la conversación con Oprah Winfrey, el príncipe Harry y Meghan Markle confesaron que se casaron en la intimidad de su hogar días antes de su gran boda real. (Foto: @cbstv / Instagram)

Las entrevistas en la historia

La emisión de dos horas de “Oprah With Meghan and Harry: A CBS Primetime Special” fue la entrevista real más esperada desde que el 20 de noviembre de 1995 la princesa Diana de Gales, madre de Enrique de Sussex, compartiera detalles íntimos de su matrimonio con Carlos de Gales en ‘Panorama’ de la BBC. Estas declaraciones afectaron la reputación del heredero y el prestigio de la Familia Real británica a los ojos del público en el Reino Unido.

El encargado de la realizada desde uno de los salones del Palacio de Kensington fue Martin Bashin. Considerada la “primicia del siglo” fue vista por 20 millones de británicos, pues también habló de la presión mediática y la bulimia que padecía.

“Éramos tres en ese matrimonio”, dijo Diana frente a las cámaras, refiriéndose a la relación de su esposo con Camilla Parker-Bowles, quien ahora está casada con Carlos de Gales. Además, ella reconoció que había tenido un amante mientras estaba casada. “Quería desesperadamente que funcionara, amaba mucho a mi marido y deseaba compartir todo con él. Pensé que formábamos un muy buen equipo”.

En ese momento, la relación de la princesa y la realeza se volvió más tensa, pues ella ya estaba separada de su esposo, pero aún no se había divorciado. Esto se oficializó en agosto de 1996 y ella comenzó una nueva vida que acabó trágicamente en un accidente de tránsito en 1997.

Sin embargo, ella no fue la única que se atrevió a revelar secretos. Según CNN, una entrevista de 1970 con el rey abdicado Eduardo VIII del Reino Unido planteó problemas para el palacio.

El que era rey de Inglaterra abdicó tras 325 días en el trono para contraer matrimonio con su gran amor, la norteamericana Wallis Simpson. Él se conformó con ser Duque de Windsor.

En 1956, la pareja apareció en el programa de entrevistas por televisión de Edward R. Murrow, ‘Person to Person’ y en una entrevista de 50 minutos para BBC en 1970. Ese año, fueron invitados por el presidente Richard Nixon a una cena en la Casa Blanca como huéspedes de honor.

El medio también reporta que miembros de la familia real realizan entrevistas televisivas que lo cuentan todo aproximadamente una vez por generación, pero esta vez Meghan de Sussex y Enrique de Sussex han roto las reglas.