(Reuters)
(Reuters)

El presidente del gobierno español, , negó hoy haber recibido dinero negro de su (PP) y descartó dimitir: "Es falso", dijo ante la plana mayor de la formación, en una reunión extraordinaria en Madrid convocada en medio del escándalo de los supuestos sobresueldos pagados por el extesorero Luis Bárcenas.

"No voy a necesitar más de dos palabras: es falso. Nunca, repito, nunca he recibido ni he repartido dinero negro ni en este partido ni en ninguna parte", aseguró el jefe del gobierno español y presidente del PP en su comparecencia ante el comité ejecutivo de la formación.

Allí anunció que la semana que viene se publicarán sus declaraciones de la renta y de patrimonio en la página web de , como parte de una estrategia de "máxima transparencia" con la que se comprometió.

"Transparencia total de todo lo que personalmente me afecta y de lo que afecta al partido y sus dirigentes", agregó.

Rajoy habló hoy por primera vez en público sobre el que ya se conoce como el escándalo de "los papeles de Bárcenas", el extesorero del PP que llegó a acumular 22 millones de euros (unos US$30 millones) en Suiza y quien abandonó el partido en 2009 y está siendo investigado por la Justicia.

Bárcenas, según unos documentos manuscritos publicados esta semana por el diario , mantuvo una contabilidad B en la formación y pagó sobresueldos en negro a altos cargos, entre ellos Rajoy y la secretaria general del Partido, María Dolores de Cospedal.

En un discurso leído completamente defensivo, Rajoy negó hoy todos los escándalos que se atribuyen a su partido y a él mismo. "Todo lo que se ha dicho y se pueda insinuar es falso, y lo digo con toda serenidad. No tengo nada que ocultar", afirmó.

La expectación mediática y social ante sus palabras era máxima. La sede del PP se abarrotó de periodistas y la Policía blindó el edificio, en la céntrica calle Génova de Madrid, donde en los últimos días se han producido manifestaciones de ciudadanos indignados por el escándalo de los supuestos sobresueldos.

"Yo sé ganarme la vida, yo he trabajado fuera de la política, yo ganaba más con mi profesión que como político", manifestó Rajoy, negando los pagos.

"En este partido *no se pagan cantidades que no hayan sido registrada*s en la contabilidad del partido, no se hace", defendió el líder del PP. "No es cierto que hayamos percibido dinero en metálico que hayamos ocultado al fisco".

"Si alguien piensa que mediante el acoso me voy a encoger o voy a abandonar la tarea que los españoles me han encomendado se equivocan", aseguró Rajoy, rechazando una dimisión, aunque sin pronunciar la palabra explícitamente.