(Reuters)
(Reuters)

El jefe del Gobierno español, , romperá su silencio mañana para dar explicaciones sobre un escándalo de corrupción en el que el diario lo implicó personalmente, tras lo cual algunos comenzaron a pedir su dimisión.

El rotativo publicó ayer en portada fotografías de una supuesta contabilidad oculta del (PP) de Rajoy, por la cual varios dirigentes de la formación habrían recibido durante más de una década sobresueldos ilegales con dinero procedente de empresas privadas.

En esos documentos, presuntamente establecidos por dos extesoreros del PP, Álvaro Lapuerta y Luis Bárcenas, aparece entre otros Rajoy, que habría recibido entre 1997 y 2008 "pagos trimestrales o semestrales que* sumaban 25,200 euros (US$34,500) al año"*.

El PP ya negó las acusaciones, afirmando que sus cuentas son transparentes, pero ahora el Ejecutivo, atentamente observado por los mercados y sus socios europeos en un contexto de grave crisis económica, debe evitar que el caso amenace su estabilidad.

"El Gobierno es una cosa y los partidos son otra", afirmó hoy la portavoz del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría al término del consejo de ministros.¿