Los trazos documentam ciclos lunares y planetarios. (AP)
Los trazos documentam ciclos lunares y planetarios. (AP)

Un equipo de investigadores estadounidenses encontró el calendario maya más antiguo documentado hasta la fecha, que data del siglo IX y que está pintado en las paredes de un cuarto de la ciudad de Xultún, descubierta en 1915, en Guatemala.

Los arqueólogos William Saturno, de la , y David Stuart de la , presentaron hoy sus hallazgos, que se publican esta semana en la revista Science.

Los trazos documentan ciclos lunares y planetarios, según las pesquisas de los especialistas, quienes aseguran que se trata de las primeras muestras de pintura maya encontradas en una pequeña habitación.

"Nunca habíamos visto nada igual", señaló en conferencia de prensa Stuart, quien afirmó que ese tipo de símbolos "solo aparecen en un lugar: el , que los mayas escribieron muchos siglos más tarde", se cree que en 1,250 después de Cristo.

Las paredes del mencionado espacio tienen la imagen de un rey, dibujos de hombres en color negro y símbolos numéricos que se corresponden con cálculos del calendario maya.

Sin embargo, este muestra una particularidad, ya que según los restos recuperados, en vez de los 13 ciclos que se conocían hasta ahora —a los que se da el nombre de 'baktun'—, tiene 17, lo que según los expertos derriba la teoría de que los calendarios mayas predicen el apocalipsis para fines de este año.

Según Stuart, el concepto ha sido "manipulado" y cuando el 21 de diciembre de 2012 acabe el 13 periodo, el volverá a empezar y continuará con sus ciclos durante millones de años.